• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El equipo nuclear iraní parte para negociaciones determinantes en Omán

El ministro viaja acompañado de su segundo en las negociaciones y en Exteriores, Abás Araqchí, y otros miembros del equipo, informó hoy la agencia de noticias estatal IRNA

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El equipo negociador nuclear iraní, encabezado por el ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, partió hoy hacia Moscate (Omán), donde tendrá lugar el encuentro tripartito con EEUU y la UE en el que se espera se decida si habrá o no pacto atómico antes de que finalice el plazo el próximo día 24.

Zarif y su equipo iniciarán mañana dos días de negociaciones con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y la coordinadora por parte de la Unión Europea y ex jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton.

El ministro viaja acompañado de su segundo en las negociaciones y en Exteriores, Abás Araqchí, y otros miembros del equipo, informó hoy la agencia de noticias estatal IRNA.

Se espera que en Omán se tomen decisiones determinantes sobre el texto final del acuerdo que debería aprobarse antes del 24, cuando se cumple un año del preacuerdo de Ginebra entre Teherán y el G5+1 (cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) que abrió este proceso negociador, posiblemente el que más haya acercado a las partes en más de una década de crisis nuclear.

Los mensajes en Teherán son positivos y los dirigentes iraníes muestran sin reservas su deseo de que finalmente el diálogo de frutos y ponga fin a la crisis y, sobre todo, a las sanciones internacionales que han golpeado con dureza la economía del país.

El presidente del Parlamento iraní, el influyente Alí Lariyaní, señaló hoy que resolver la disputa tendrá "un impacto positivo en la situación en la región de Oriente Medio".

Calificó las conversaciones de "exitosas" y aseguró que las dos partes "se están acercando mucho" por lo que hay "una oportunidad adecuada".

Además, reiteró que Irán no busca desarrollar un arma atómica y que acepta los procedimientos de control y las normas internacionales.

Por su parte, Araqchí declaró hoy que volver a la situación previa al acuerdo de Ginebra sería "un escenario peligroso" tanto para Irán como para las demás potencias.

El viceministro manifestó que un pacto "no está lejos del alcance y alcanzarlo no es muy difícil".

"Nosotros necesitamos que la otra parte tenga buena voluntad y deje las ilusiones y tenga una visión real de Irán y su programa nuclear", señaló, y añadió que los límites al enriquecimiento de uranio en Irán y el modo y plazos del levantamiento de las sanciones de la comunidad internacional siguen siendo los puntos de diferencia.

Parte de la comunidad internacional sospecha que Irán puede estar ocultando un programa atómico militar bajo el paraguas de un plan con objetivos civiles, acusación que Teherán niega, al tiempo que reclama su derecho a usar sin límites la energía nuclear con fines pacíficos. EFE