• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Las empresas chinas ya pueden invertir en el mercado energético británico

El ministro británico de Economía, el conservador George Osborne, informó de la apertura al capital chino durante una visita a China en la que también desveló facilidades para el comercio y a la inmigración desde el gigante asiático

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las empresas energéticas chinas tienen desde abiertas las puertas a invertir en plantas nucleares del Reino Unido en un momento en que los expertos alertan de una posible crisis en el suministro eléctrico en este país el próximo decenio.

El ministro británico de Economía, el conservador George Osborne, informó de la apertura al capital chino durante una visita a China en la que también desveló facilidades para el comercio y a la inmigración desde el gigante asiático.

La primera inversión podría materializarse dentro de unos días pues se anticipa que una o más empresas chinas podrían adquirir una participación en Hinkley C, en el condado inglés de Somerset, la primera planta nuclear que se construirá en Gran Bretaña desde 1995.

En marzo, el Gobierno dio luz verde a la construcción de esta primera de una serie de plantas nucleares de última generación con las que se prevé generar electricidad para abastecer a hasta cinco millones de hogares del país.

La construcción de Hinkley C irá a cargo de la compañía estatal francesa EDF, que ha estado buscando socios para compartir el coste, cifrado en 14.000 millones de euros (16.500 millones de euros).

Entre otros, EDF ha estado en conversaciones con las gigantes chinas de energía nuclear CGN, CNNC y SNPTC, con cuyos directivos también se ha reunido Osborne esta semana.

Según la cadena pública británica BBC, una o dos de estas compañías podrían llegar a poseer una participación de hasta el 30 % en Hinkley C.

De acuerdo con el Gobierno británico, la apertura al capital chino será progresiva y se prevé que, con el tiempo, empresas de ese país puedan tener participaciones mayoritarias en plantas nucleares del Reino Unido.

La noticia de la liberalización del mercado nuclear británico llega cuando cada vez más expertos alertan de una posible crisis en el suministro de electricidad y gas en el país en los próximos años.

La Real Academia de Ingenieros dio a conocer hoy un estudio elaborado a petición del Gobierno que advierte de que el Reino Unido corre el riesgo de cortes eléctricos en los siguientes cinco años, a medida que se cierran plantas generadoras obsoletas.

La presión sobre la generación y el suministro eléctricos podría empezar a sentirse durante el invierno de 2014 a 2015, de acuerdo con el documento.

Según este informe, el sistema eléctrico británico está anticuado y, aunque aún puede hacer frente a la demanda, tendrá que funcionar "al límite", por lo que fenómenos externos, como cambios meteorológicos, pueden provocar caídas de la red.

"En el próximo decenio, muchas plantas de combustión por carbón y petróleo se verán obligadas a cerrar si no invierten para cumplir con las regulaciones europeas sobre polución", dijo el presidente del grupo de expertos que elaboró el estudio, John Roberts.

"Además, está previsto que cuatro plantas nucleares hayan cerrado para 2019, lo que reducirá aún más la capacidad generadora", agregó.

Aunque estos hechos no reducirán la capacidad por debajo del nivel de demanda, Roberts señala que, ese menor margen, "reducirá la flexibilidad del sistema y aumentará las posibilidades de que fallos normalmente manejables pongan en peligro el suministro nacional".

El informe recomienda al Gobierno alentar la inversión privada para garantizar un servicio "moderno y sostenible", lo que requerirá aumentar la seguridad jurídica del mercado energético y se traducirá "muy probablemente" en un incremento del precio de la electricidad.

El Reino Unido intenta flexibilizar además el mercado del gas con concesiones a las empresas de extracción de gas de esquisto, entre gran polémica con grupos ecologistas y la desconfianza del público por el riesgo que comportan las técnicas extractoras.