• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Elecciones en México avanzan con tropiezos minimizados por autoridades

El presidente Enrique Peña Nieto expresó que "resulta bastante satisfactorio saber que la mayoría de las casillas se han instalado, como ha reportado el propio INE", pese a algunos "incidentes aislados" | Foto: EFE

El presidente Enrique Peña Nieto expresó que "resulta bastante satisfactorio saber que la mayoría de las casillas se han instalado, como ha reportado el propio INE", pese a algunos "incidentes aislados" | Foto: EFE

En el municipio de Tixtla, donde está ubicada la escuela rural en la que estudiaban los 43 jóvenes desaparecidos, se suspendieron las elecciones por acciones de boicot

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La jornada electoral en México avanza hoy con tropiezos debido a acciones de boicot en los estados sureños de Oaxaca y Guerrero, que funcionarios gubernamentales y electorales califican de "mínimos" y "aislados".

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, reportó "algunos pequeños incidentes" en los municipios de Tehuantepec, Juchitán y San Blas Atempa, donde varias urnas fueron quemadas.

Tras emitir su voto, señaló que en Teotilán del Valle las autoridades están negociando con maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para recuperar la papelería electoral que estos sustrajeron.

Los miembros de la CNTE realizan desde el lunes pasado un boicot a las elecciones al considerar que son una "farsa" y para exigir al gobierno que cumpla sus demandas, entre ellas la derogación de la reforma educativa promulgada en 2013.

En tanto, la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), encabezada por la expresidenta costarricense Laura Chinchilla, suspendió el envío de personal a Oaxaca por motivos de seguridad.

Al visitar una mesa de votación en Ciudad de México, Chinchilla explicó que la misión "no puede desafiar algunas de las recomendaciones estrictamente de seguridad nacional".

"Lo que menos quiere la OEA es contribuir a algún tipo de provocación. Preferimos en consecuencia no entrar", dijo.

El inicio de la jornada electoral también se vio perturbada en Tixtla, municipio del también sureño estado de Guerrero donde está ubicada la escuela rural en la que estudiaban los 43 jóvenes que desaparecieron en septiembre de 2014.

Allí padres y compañeros de los estudiantes desaparecidos quemaron material electoral.

Un grupo se reunió a primera hora para visitar cada una de las casillas (mesas de votación) y pedir a los funcionarios que les entregaran las urnas donde los ciudadanos debían depositar su voto para elegir gobernador, alcalde, diputados locales y federales.

Los presidentes de casillas les entregaron las urnas sin mostrar resistencia, tal como les había instruido el Instituto Nacional Electoral (INE) en caso de conflicto, y los estudiantes las recogieron para quemar todo el material en una hoguera.

No obstante, en algunos casos hubo forcejeos entre funcionarios electorales y ciudadanos que defendían las casillas con estudiantes que llegaban armados con palos. Varios ciudadanos se quejaron de que no había ni la menor presencia policial que evitara el saqueo de las casillas.

El órgano electoral de Guerrero anuló los comicios en Tixtla tras confirmar que el material de 14 de los 54 centros de votación habían sido destruidos.

Otro de los estados donde hay llamado a boicot es Chiapas, en el sureste del país, donde maestros de la CNTE acordaron tomar radiodifusoras en Tuxtla Gutiérrez, la capital estatal, a fin de hacer un llamado a la población a no salir a votar.

En un comunicado, expresaron su "repudio total y enérgico al terrorismo de Estado y la brutal represión" y exigieron la salida de las fuerzas armadas de esa región del país.

Los docentes aludieron así a la operación iniciada el viernes por el gobierno federal para garantizar las condiciones para la celebración de los comicios, que implica un despliegue militar y policial y que está centrada en la parte sureste de México.

Al acudir a depositar su voto en Ciudad de México, el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio, aseguró que la operación de seguridad "ha tenido éxito y ha venido logrando el avance necesario para el desarrollo del proceso electoral".

"Hemos tenido algunos incidentes en Tixtla, Guerrero, respecto a algunas casillas. Pero en el resto del estado y del país está desarrollándose el proceso de manera correcta, óptima", declaró a la prensa. "Los incidentes son mínimos", agregó.

Por su parte, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, informó en un mensaje que hasta el momento "el 99,95% de las 128.704 casillas reportadas se han instalado adecuadamente", lo que significa que "en todos los estados de la República se está celebrando con normalidad la elección".

Al respecto, el presidente Enrique Peña Nieto expresó que "resulta bastante satisfactorio saber que la mayoría de las casillas se han instalado, como ha reportado el propio INE", pese a algunos "incidentes aislados".

Después de emitir su voto en una escuela primaria de la capital mexicana, el mandatario hizo una invitación "para que los ciudadanos de México se expresen de manera libre a través del ejercicio de su voto y que esto pueda reafirmar nuestra vocación democrática, que años nos ha tomado construir".