• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Acusan a infiltrados de disparar contra la Policía en Misuri

Disturbios en Ferguson / AP

Disturbios en Ferguson / AP

El décimo día de disturbios por la muerte de Michael Brown cerró con 31 detenidos y 2 heridos de bala

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades de Misuri acusaron a delincuentes, procedentes de otras partes del país e infiltrados entre los manifestantes, de los disparos efectuados contra la policía en los disturbios registrados en Ferguson el lunes en la noche.

“Nuestros agentes fueron atacados con armas de fuego. Ni una sola bala fue disparada por los policías”, dijo el capitán Ron Johnson, de la Patrulla de Carreteras de Misuri, encargada de la seguridad en la ciudad.

31 personas fueron detenidas y 2 sufrieron heridas de bala en el décimo día de disturbios en la ciudad después de la muerte de Michael Brown, de 18 años de edad y de raza negra, asesinado el 9 de agosto por un policía blanco.

Ni el despliegue de la Guardia Nacional ni la divulgación de la identidad del agente involucrado en el caso han logrado calmar la tensión en Ferguson. Los llamados del clero, organizaciones negras y activistas locales tampoco han sido útiles.

Martin Luther King III, hijo del emblemático líder de los derechos civiles asesinado en 1968, y otras figuras como los reverendos Jesse Jackson y Al Sharpton, han ido a Ferguson a reclamar justicia y al mismo tiempo pedir calma a los manifestantes.

El presidente Barack Obama, primer negro que dirige la Casa Blanca, también expresó su preocupación por los reiterados incidentes en los que resultan muertos jóvenes negros, pero aclaró que la violencia callejera no contribuye a la justicia.

Sin líderes locales. La falla de liderazgo negro nacional es tan notoria en Ferguson como la ausencia de liderazgo local: en una ciudad donde la población negra es de 67%, los blancos son mayoría en los puestos de gobierno y en la policía.

En un eco de otras eras, Jackson seguía el lunes predicando frente a los ventanales apedreados de un Mcdonalds, en Ferguson, acerca de la necesidad de que los afroamericanos se inscriban en el registro electoral y voten para gobernar.

Peniel Joseph, activista por los derechos civiles y profesor de Historia en la Universidad Tufts, considera que el problema es que los jóvenes negros no se identifican con ningún dirigente u organización.

“Muchos jóvenes negros, sin medios para hacerse oír, encuentran que las voces de la vieja guardia de dirigentes de los derechos civiles en nada se distinguen del barullo político blanco”, escribió Joseph en su página web.

“Los dirigentes de la era de los derechos civiles han intentado conectarse con la nueva generación, pero no superan la brecha generacional y de clase”, expresó.