• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Lo que le dijo Putin a Obama por Año Nuevo

Obama y Putin/ El Comercio

Obama y Putin/ El Comercio

El presidente ruso envió una carta a la Casa Blanca. También hizo lo propio con la canciller alemana, Ángela Merkel

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladimir Putin, felicitó hoy a su homólogo estadounidense, Barack Obama, por el Año Nuevo y deseo que en 2015 las difíciles relaciones entre ambos países "se desarrollen de acuerdo a los principios de paridad y respeto mutuo"

En la felicitación enviada a la Casa Blanca, el líder del Kremlin recuerda en el año que entra los dos países conmemoran el 70 aniversario de la victoria aliada sobre la Alemania nazi.

"El presidente destacó que esa fecha histórica recuerda la responsabilidad que tienen Rusia y de Estados Unidos para mantener la paz en el mundo y la estabilidad internacional, y su especial papel para hacer frente a las retos y amenazas globales", señala un comunicado del Kremlin.

El mandatario ruso también felicitó a la canciller alemana, Ángela Merkel, y expresó su esperanza "de que al próximo año continúen el diálogo constructivo y el trabajo en común para fortalecer las relaciones entre Rusia y Alemania, así como para resolver los asuntos de actualidad en la agenda internacional".

Las relaciones entre Rusia y Occidente pasan por su peor momento histórico desde la caída de la URSS debido a la crisis de Ucrania, que al igual que muchos países occidentales acusa a Moscú de apoyar con armas e incluso con tropas a los separatistas que han tomado el control de extensos territorios en el este del país.

Tanto Estados Unidos como la Unión Europea han adoptado este año sendas sanciones personales y económicas contra Rusia por la anexión de Crimea y por el apoyo de Moscú a los sublevados prorrusos.

Casi 5.000 personas, entre civiles y combatientes, han muerto según la ONU en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk desde mediados del pasado mes de abril, tras el estallido de una rebelión prorrusa contraria al vuelco de poder que vivió Kiev en febrero.