• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Seis detenidos en Afganistán por vender a una niña de 8 años

El castigo para los implicados en esos casos puede conllevar un mínimo de dos años de cárcel, pero esta representante del Ministerio Público declaró que el sistema judicial afgano no es muy propenso a no condenar a los culpables

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El padre de una niña de 8 años y otras cinco personas fueron detenidas en Afganistán por su supuesta implicación en la venta de la menor por unos 4.900 dólares para casarla con un hombre de 30, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

El progenitor, Muhammad Hussain, de 60 años, dio supuestamente en matrimonio a su hija en la provincia norteña de Balkh a cambio de unos 280.000 afganis, alrededor de 4.900 dólares, dijo la fiscal de la Oficina de Acusación Especial para Casos de Violencia contra las Mujeres, Fawzia Hamidi.

Los matrimonios forzados están prohibidos en el país asiático, donde la ley tampoco permite casarse a menores de 18 años.

"El padre vendió a su hija como una vaca o una oveja y no la trató como humana", afirmó Hamidi.

La niña fue vendida hace 22 días pero el caso no transcendió hasta ahora y aunque no hubo una celebración de la boda, un mulá, un líder islámico, "arregló el enlace", según la fiscal.

El padre, el hombre al que fue vendida y el mulá fueron detenidos junto con otras tres personas también supuestamente involucradas.

El progenitor pretendía destinar el dinero a casarse de nuevo, ya que su esposa murió hace años, y "había comprado una casa, además de haber enviado a uno de sus hijos a Irán a trabajar", relató Hamidi.

Un portavoz de la policía de Balkh, Sher Jan Durani, confirmó a Efe las seis detenciones y aseguró que los detenidos fueron llevados a la fiscalía provincial.

Esta oficina registró en el último año quince casos de matrimonios con menores en la provincia, pero otros no trascienden porque "solo podemos seguir y encargarnos los que se producen en zonas urbanas, mientras que muchos ocurren en las rurales", indicó Hamidi.

El castigo para los implicados en esos casos puede conllevar un mínimo de dos años de cárcel, pero esta representante del Ministerio Público declaró que el sistema judicial afgano no es muy propenso a no condenar a los culpables.

"No seríamos testigos de tales incidentes si quienes los cometen fueran castigados correctamente por el tribunal", sentenció.