• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

121.000 desplazados en dos semanas en Sudán del Sur

Varias naciones expresaron su temor de que la violencia en Sudán del Sur escale en una guerra civil. La clave es controlar a los rebeldes que apoyan a Machar, según observadores | Foto: AFP/Reuters

Varias naciones expresaron su temor de que la violencia en Sudán del Sur escale en una guerra civil. La clave es controlar a los rebeldes que apoyan a Machar, según observadores | Foto: AFP/Reuters

Los líderes de los países del Este de África reunidos en la IGAD no aceptarán el derrocamiento inconstitucional del gobierno 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La violencia armada ocurrida en Sudán del Sur en las últimas dos semanas ha obligado a abandonar sus hogares a 121.000 personas, de las cuales 63.000 se encuentran en las bases de la Organización de Naciones Unidas, distribuidas en cinco localidades del país.

La Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU señaló que el verdadero número de refugiados es mayor, pues la información que se tiene de los desplazamientos forzados fuera de los mayores centros poblados es escasa.

El alto comisionado de la organización para los Derechos Humanos ha denunciado que, a pesar del poco tiempo transcurrido desde el inicio de los enfrentamientos, se están registrando múltiples atrocidades, tales como ataques por razones étnicas, detenciones arbitrarias y asesinatos.

La grave situación en Sudán del Sur, país que no ha cumplido aún dos años y medio desde su declaración de independencia, estalló por un intento de golpe de Estado del que el presidente Salva Kiir responsabilizó a su exvicepresidente.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó esta semana el envío de 5.500 cascos azules para reforzar la UNMISS, lo que significa duplicar la presencia de soldados de paz, con el objetivo de buscar la solución al conflicto.

IGAD. Los líderes de los países del Este de África integrados en la Autoridad Internacional para el Desarrollo advirtieron que no aceptarán el derrocamiento inconstitucional de un gobierno elegido democráticamente en Sudán del Sur. El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, pidió en nombre del resto de jefes de Estado integrantes del IGAD, el cese inmediato de la violencia en el país.

Los países del IGAD se reunieron en Nairobi para intentar encontrar una solución a la crisis. El jefe de Estado de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, estaba invitado a la cumbre pero asistió su ministro de asuntos exteriores.

“Sudán del Sur tiene un gobierno. Tenemos una pequeña ventana de oportunidad para asegurar la paz, algo que urgimos a alcanzar a todas las partes del conflicto, incluyendo a Riak Mashar”, dijo Kenyatta en referencia al líder rebelde y a quien Kiir acusa de haber perpetrado el reciente golpe de Estado.

La IGAD está formada por Etiopía, Sudán, Kenia, Uganda, Somalia y Yibuti. El presidente Kiir se comprometió ayer a dialogar con su principal rival político, el exvicepresidente Riak Mashar, la próxima semana en Etiopía para intentar encontrar una solución a la crisis.