• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hollande quiere aumentar edad de las jubilaciones

François Hollande | EFE

François Hollande | EFE

La intención es presentar  un proyecto de ley en los próximos meses, la tercera de este tipo en diez años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Francia, François Hollande, abogó  por un aumento de la duración de cotizaciones para obtener la jubilación en Francia, como lo pidió la Comisión Europea, una reforma difícil en un contexto de recesión y de extensión del desempleo.

Hollande inauguró una conferencia social de dos días, que reúne al gobierno de Francia con los sindicatos y las organizaciones patronales, para discutir en particular medidas destinadas a asegurar el equilibrio financiero de las cajas de jubilaciones. “Prolongar la edad de jubilación es la medida más justa, a condición de que se aplique a todos", declaró el presidente.

Los sindicatos se opusieron a un aumento de la duración de cotizaciones y el empresariado rehúsa la hipótesis de un alza de la tasa.

Entre los temas del programa de la conferencia, el sistema de jubilaciones es el más explosivo.

El objetivo del gobierno es presentar en los próximos meses un proyecto de ley y la reforma esperada, la tercera en diez años, que tiene por objetivo el equilibrio de las cajas de jubilaciones de aquí a 2020.

Thierry Lepaon, dirigente de la mayor confederación sindical francesa, la CGT, estimó que la propuesta empezó mal y que deja de lado las prioridades de los asalariados: el empleo y los salarios. Su homólogo de la CFDT, Laurent Berger, más conciliador, puso en el primer lugar de las prioridades el desempleo, afirmando que es lo que mina la sociedad.

Después de las sucesivas reformas, el sistema francés de jubilaciones, comparado al de otros países europeos, ya no es tan conveniente como era.

La edad legal de jubilación es menor (62 años) pero para acceder a una jubilación completa es necesario cotizar durante 41 años y medio, es decir más que en otros países.

El Gobierno trabaja con la hipótesis de que el déficit de las pensiones alcanzará los 20.000 millones de euros en 2020, tendencia que no logró frenar la última reforma laboral, llevada a cabo por el entonces presidente, Nicolas Sarkozy.