• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Terminó rebelión armada en la RDC

Soldados del Ejército vigilan a supuestos miembros del movimiento rebelde M23 | Reuters

Soldados del Ejército vigilan a supuestos miembros del movimiento rebelde M23 | Reuters

El insurgente Bertrand Bisimwa ordenó el proceso de desarme, desmovilización y reintegración social del grupo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El grupo insurgente M23 decidió poner fin a su rebelión en la región oriental de la República Democrática del Congo luego de más de año y medio de lucha después que las fuerzas armadas de ese país tomaron las últimas dos colinas que controlaban los guerrilleros.

El presidente del M23, Bertrand Bisimwa, anunció que de ahora en adelante el grupo tratará de resolver sus demandas sólo mediante medios políticos.                 

Bisimwa ordenó a los comandantes del grupo que preparen a la tropa para el proceso de desarme, desmovilización y reintegración social bajo términos que serán acordados con el gobierno de la RDC.

Lambert Mende, portavoz del gobierno, declaró que se había obtenido la victoria sobre los rebeldes y dijo que las fuerzas gubernamentales han capturado a un centenar de efectivos. Sultani Makenga, líder del M23, y otros altos funcionarios del movimiento están prófugos.

Las Fuerzas Armadas del Congo, respaldadas por cascos azules de Naciones Unidas, incrementaron su ofensiva contra los rebeldes el mes pasado luego de que las conversaciones de paz volvieron a estancarse.

Los militares congoleños tomaron más de media decena de poblados en cuestión de días. Mende informó, el martes pasado, que por fin habían recapturado las últimas dos áreas controladas por los rebeldes, Chanzu y Runyonyi.

Los residentes de Goma, una ciudad de un millón de habitantes que el M23 tomó brevemente hace un año, expresaron un optimismo cauteloso de que el fin del grupo podría estabilizar el área arruinada por gran cantidad de organizaciones y milicias insurgentes. “El hecho de que hayan bajado los brazos es algo bueno. Estamos liberados, pero no estoy segura de que sea el fin del M23'', dijo Diane Wamahoro, una mesera de 20 años.

Los analistas advirtieron que el M23 era sólo la más reciente encarnación del descontento del grupo tutsi y por lo que pudieran surgir otras organizaciones.

El M23 recibió apoyo militar y financiero del gobierno de la vecina Ruanda aunque

Kigali rechaza haber ayudado a los rebeldes, a pesar de la evidencia al respecto presentada en un informe de un grupo de expertos de Naciones Unidas.

El M23 lanzó su movimiento en abril de 2012 luego de acusar al gobierno de Joseph Kabila de no cumplir su parte de un acuerdo de paz alcanzado el 23 de marzo de 2009.