• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Las declaraciones de Monti y Berlusconi se perfilan como inicio de campaña

Mario Monti habló sobre la actualidad de Italia / EFE

Mario Monti habló sobre la actualidad de Italia / EFE

Italia parece haber empezado una intensa campaña electoral, después de que Monti anunciase el sábado pasado que presentaría su dimisión tras la aprobación de los Presupuestos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las declaraciones cruzadas de hoy entre el primer ministro de Italia, Mario Monti, y de su antecesor en el cargo, Silvio Berlusconi, se perfilan como el pistoletazo de salida de una fuerte campaña electoral, a pesar de que hay que esperar a febrero para que se celebren las elecciones generales de 2013.

Italia parece haber empezado una intensa campaña electoral, después de que Monti anunciase el sábado pasado que presentaría su dimisión tras la aprobación de los Presupuestos, lo que adelantará un mes las elecciones generales, que estaban previstas para mediados de marzo.

Berlusconi, que ya ha anunciado que se presenta como candidato, aseguró que la prima de riesgo es "una estafa" y que "no importa a nadie", durante una intervención telefónica en un programa televisivo del "Canale Cinque".

"A quién le importa los intereses que se pagan a los inversores que compran nuestra deuda respecto a los que pagan los inversores por la deuda alemana", dijo Berlusconi, quien añadió que "sólo se ha usado para intentar derrotar a una mayoría votada por los italianos".

Su intervención volvió a servir para atacar al Gobierno de Monti, al reiterar que ha seguido "la política germanocentrista que Europa ha intentado imponer a Italia y al resto de Estados".

Según "Il Cavaliere", el Ejecutivo tecnócrata que llegó en noviembre del 2011 ha supuesto una crisis aún peor en la que se encontraba el país cuando él estaba en el Gobierno ya que todos los indicadores económicos han empeorado.

Berlusconi parece haber entrado en pleno en la campaña electoral y ya anunció que está volviendo a dialogar con la Liga Norte, con cuyos líderes se reunirá hoy, para posibles alianzas.

El líder del Pueblo de la Libertad (PDL) también adelantó que está pensando en cambiar el nombre a su partido y volver a acuñar la de su anterior formación: Forza Italia.

Pocos minutos después, Monti afirmó que "los políticos no deben prometer lo que no pueden mantener", durante una entrevista al programa "Uno Mattina" de la televisión pública RAI1.

"En campaña electoral se presentan soluciones mágicas a los ciudadanos para seguir sus instintos más viscerales, pero los políticos les tienen que dar un futuro y no prometer lo que no pueden mantener. Es importante no tratar a los ciudadanos como tontos, sino como personas maduras", afirmó.

El excomisario europeo también afirmó que el repunte de la prima de riesgo que se vivió ayer "es un fenómeno que va analizado con frialdad y tranquilidad", pero advirtió de que "hay que seguirlo con atención" y alejar el mito de que "no tiene importancia lo que un país hace".

Monti defendió la actividad de su Gobierno al explicar que "hace trece meses Italia se encontraba en condiciones financieras muy difíciles".

"Me gustaría saber cómo habría sido posible salvar a Italia del destino griego y además hacerla crecer. Esta receta tendría que haber sido encontrada hace algunos años, cuando la necesidad no era salvarse", aseveró.

El excomisario europeo de Competencia realizó una férrea defensa de la UE al asegurar que "sin Europa estas guerras financieras sacudirían los países y los mercados nacionales y los estados europeos acabarían sucumbiendo frente a otras potencias económicas".

Mientras Berlusconi y Monti entran en liza dialéctica, el candidato del Partido Demócrata, Pier Luigi Bersani, y al que los sondeos le otorgan alrededor de un 36 % de los votos en las elecciones generales, se mostró partidario de que el primer ministro se quede al margen de la carrera electoral.

Y sobre la afirmación de Berlusconi de que la prima de riesgo es una "estafa", Bersani respondió que "ojalá" lo fuera.

Después de la jornada negra de ayer, en la que la prima de riesgo aumentó de 40 puntos, llegando a los 360, y la Bolsa se precipitó, Monti afirmó que no cree "en complots ocultos" por parte de los inversores sobre los mercados.

Los mercados se relajaron hoy después de la jornada negra vivida ayer y la Bolsa de Milán avanzaba hasta un 1,24 % a media tarde después de que ayer se dejase el 2,21 %, mientras la prima de riesgo alcanzaba 342 puntos básicos frente a los 343 con los que cerró ayer.