• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Dos niños que fueron asfixiados por su madre

Lianne Smith se puso un nuevo apellido, Ross, y se transformó en una profesora de inglés

Lianne Smith se puso un nuevo apellido, Ross, y se transformó en una profesora de inglés

Lianne Angela Smith temía que le quitasen la custodia de sus hijos después de que encarcelasen a su marido acusado de abuso sexual 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sin ningún síntoma de alteración mental y sin lágrimas en los ojos, Lianne Smith, una inglesa de 45 años, narró cómo mató a sus hijos.

Todo comienza cuando la pareja escapa de la justicia británica a finales de 2007, pues el padre de los fallecidos, Martin Anthony Smith, está acusado de 13 abusos sexuales a menores y ocupaba el lugar 34 de la lista de los más buscados en Reino Unido.

Ambos se refugiaron en Barcelona, donde el hombre fue detenido el  7 de mayo de 2010. El día en el que la mujer asesinó a sus hijos.

Instalados en Barcelona, España, cambiaron de identidad y hasta, según los vecinos, parecían personas normales. Lianne se puso un nuevo apellido, Ross, y se transformó en una profesora de inglés, casada con un escritor que nunca salía de casa, refiere el español El País.

Sin embargo, la justicia llego cuando Lianne acudió a los Mossos d'Esquadra a denunciar un presunto robo en su casa. La policía catalana no tardó en descubrir que había una orden europea de detención contra Martin.

A partir de entonces ella decide irse a Lloret de Mar, donde se alojaron en la habitación triple 101 del hotel Miramar, pues temía que los servicios sociales británicos le quitaran a sus hijos.

Smith aprovechó que Daniel y Rebecca (su hijos), estaban cada uno en una cama para colocar una bolsa de plástico en la cabeza hasta asfixiarlos.

“Vinimos aquí sin nada, no cogimos nada porque esto era el final del camino”, explicó.

Lianne fue condenada a 30 años de cárcel y su marido a 11 años de prisión en el Reino Unido por abusar en 11 ocasiones de su hijastra. Meses después se mató.