• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sindicatos lamentan que Rajoy rechazara pacto anticrisis

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español / Reuters

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español / Reuters

Gobierno creó grupos de trabajo para dinamizar el diálogo entre los diferentes actores sociales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los principales sindicatos de España lamentaron que el gobierno conservador considere poco probable la gestación de un gran pacto nacional para combatir la crisis, tras la reunión con el presidente Mariano Rajoy, que convocó a las organizaciones laborales y empresariales para abordar la situación económica del país.

Acompañado por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, Rajoy recibió a los presidentes de las patronales CEOE, Juan Rosell, y de Cepyme, Jesús Terciado; y a los secretarios generales de los sindicatos Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez.

Los sindicatos fueron al encuentro con escepticismo, no sólo porque se produjo 17 meses después de la llegada al poder del actual ejecutivo sino también porque tenían en la cabeza la cifra de 6,2 millones de parados y la tasa récord de desempleo de 27,16% registrada en marzo.

“Hemos trabajado con la idea de un gran consenso de país para una situación que, sin exagerar, cabe calificar de emergencia nacional. Rajoy cree poco probable un escenario para un gran pacto”, dijo Fernández Toxo. “La crisis de trabajo y la temperatura social piden a gritos un consenso laboral, parlamentario e institucional”, agregó Méndez.

Rajoy calificó de positiva la reunión. “Hemos hablado de las grandes reformas que quedan por hacer”, indicó. La lista incluye la reforma de la administración pública para evitar duplicidades, la de las pensiones y la de la formación profesional.

“Hemos coincidido en la necesidad de abrir un marco de diálogo”, agregó el presidente, que anunció la creación de grupos de trabajo entre los diferentes actores sociales que dinamicen el diálogo en materia de protección social, empleo y seguridad social.


Crecimiento. En el ámbito continental, el presidente de España instó a los socios de la Unión Europea a tener más coraje para adoptar medidas que estimulen el crecimiento económico, en alusión a los datos publicados el miércoles que indican que la eurozona se mantiene en recesión, a la que acaba de entrar Francia y Alemania la roza.

Rajoy otorgó gran importancia al hecho de que los participantes en la reunión estuvieran de acuerdo sobre la necesidad de que, en el plano europeo, se combine la austeridad con los estímulos al crecimiento y se avance en gobernabilidad económica y unión bancaria.

En materia de empleo, destacó que el Gobierno se comprometió a hacer una evaluación de la reforma laboral junto con los representantes de los trabajadores y los empresarios, así como a mantener bajo control los precios públicos o regulados, para que no suban en función del índice de precios al consumo.

La política de contención de precios está en línea con la moderación de salarios y beneficios empresariales que la patronal y los sindicatos acordaron en 2012, recordó Rajoy, quien opinó esta práctica ha servido para mejorar la competitividad de la economía española y para mantener empleos.


Sigue la pesquisa

El juez que investiga por corrupción al yerno del rey Juan Carlos de España, Iñaki Urdangarin, rechazó un recurso de éste y su esposa, la infanta Cristina, e insistió en investigar las declaraciones fiscales del matrimonio.

Urdangarin es sospechoso de malversar seis millones de euros de fondos públicos a través del instituto Nóos, sociedad de mecenazgo deportivo que presidió entre 2004 y 2006. Cristina fue vocal de la junta directiva.

La infanta recibió un respiro el 7 de mayo cuando la audiencia de Palma evitó que fuese convocada a declarar como imputada en este escándalo que dañó fuertemente la imagen de la familia real española.

Pero el juez José Castro, que instruye desde 2011 el caso por presunta corrupción contra Urdangarin, advirtió que la hija del monarca puede tener que comparecer en otra rama del caso: la investigación por presunto fraude fiscal y blanqueo de dinero.

Mientras tanto, el rey renunció al uso del yate Fortuna y lo puso a disposición del Estado español. La embarcación fue donada hace doce años por un grupo de empresarios de las Islas Baleares en colaboración con el gobierno regional para uso de la familia real, pero en los últimos años su utilización era cada vez más escasa debido al elevado costo del combustible.