• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

57 costarricenses aseguraron estar casados con personas que no conocen

La Iglesia fue fundada en 1961. Su primera boda masiva sólo contó con 33 parejas | Foto: Reuters/ Kim Hong-Ji

Imagen referencial. Boda | Foto: Reuters/ Kim Hong-Ji

La Fiscalía confirmó a medios locales que Obaldía es parte de un grupo de ocho hombres y 23 mujeres que fueron casados en 2006, sin saberlo, por la notaria Kattia Salas Guevara

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un total de 57 costarricenses han denunciado ser víctimas de falsos matrimonios, pues aunque aparecen en los registros públicos como casados, ni siquiera conocen a los cónyuges, según informaron fuentes judiciales.

La Fiscalía investiga la situación de estas personas, que aseguran nunca haber firmado un acta de matrimonio pero aun así aparecen casadas con extranjeros.

Uno de los casos más representativos es el de Kattia Obaldía, quien escribió una carta a los presidentes de los Supremos Poderes para solicitar su ayuda.

Obaldía, de 27 años, descubrió en 2006, cuando iba a casarse con su novio, que ya aparecía en Registro Civil como esposa de un cubano de apellido Martínez, a quien no conoce, y quien nunca ha ingresado a Costa Rica, según la Dirección de Migración.

La Fiscalía confirmó a medios locales que Obaldía es parte de un grupo de ocho hombres y 23 mujeres que fueron casados en 2006, sin saberlo, por la notaria Kattia Salas Guevara.

No obstante, hay otra investigación en curso por 26 personas más que también denunciaron matrimonios falsos y que aparecen casados por Salas Guevara.

La notaria fue condenada en enero de 2012 a 186 años de prisión por el Tribunal Penal de San José por cometer 31 delitos de falsedad ideológica.

En agosto del año pasado, sin embargo, un Tribunal de Apelaciones ordenó su libertad por considerar que la sentencia tenía errores y que es necesario realizar un nuevo juicio que posiblemente se llevará a cabo a finales de 2014, según confirmó la oficina de prensa del Poder Judicial.

"Usted no sabe cuánto daría yo por firmar el papel y casarme con la persona que yo decidí, pero siento que agarraron mi mano, me casaron y me usaron como cualquier cosa. Tengo la fe de que algún día lo voy a hacer", expresó Obaldía a la edición digital del diario local La Nación.

La petición de ayuda de la joven tuvo eco en el presidente del Congreso, Luis Fernando Mendoza, quien dijo hoy a periodistas que hará gestiones para resolver su caso.

"El caso me conmovió, me identifico absolutamente con ella, y pude sentir el impacto de una situación tan dolorosa en su vida personal. Uno no puede y no debe dejar pasar esto de manera indiferente", expresó.

Según Mendoza, convocarán al Tribunal Supremo de Elecciones, ente encargado del Registro Civil, y a la Corte Suprema de Justicia para analizar qué tipo de soluciones se le puede dar al caso de Obaldía y al de los demás afectados, que en muchos casos no solo no pueden casarse libremente, sino que no pueden cobrar pensiones alimenticias ni realizar otros trámites.