• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El partido del controvertido Desi Bouterse ganó elecciones de Surinam

El presidente de Surinam, Desi Bouterse | Foto: AFP

El presidente de Surinam, Desi Bouterse | Foto: AFP

El mandatario, de 69 años de edad, es una figura polémica al ser reclamado por la justicia internacional y tener pendiente un juicio por el presunto asesinato de 15 opositores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Partido Nacional Democrático (NDP) de Surinam, liderado por el actual presidente Desi Bouterse, resultó ganador de las elecciones del lunes con más del 80% de los votos contabilizados, según resultados preliminares.

De acuerdo con los primeros datos difundidos hoy por las autoridades electorales, el NDP logró 26 de los 51 escaños de la Asamblea Nacional, mientras que la coalición opositora V7 ganó 17 asientos y el resto quedaron repartidos entre la segmentada oposición.

Si los resultados finales no varían respecto a estos, se puede decir que esta es la primera vez en la historia política de Surinam que un partido, en solitario y sin alianzas, gana unas elecciones generales.

Aunque el NDP haya resultado ganador, su controvertido líder, Desi Bouterse, necesita el apoyo de al menos 34 legisladores de la Asamblea Nacional para resultar reelegido nuevamente como presidente, por lo que ahora se abre un período de negociaciones.

"Nuestro programa de ayuda social y la determinación de nuestros seguidores ha dado frutos", dijo hoy el líder de campaña del NDP y exministro de Obras Públicas, Ramon Abrahams, al conocerse estos primeros resultados.

Desde el V7, varios de sus líderes reconocieron hoy la derrota. "Hicimos lo que teníamos que hacer pero los surinameses han hablado y nosotros debemos aceptarlo", expresó uno de ellos, Gregory Rusland.

Sin embargo, el exministro de Policía y Justicia y principal rival de esta contienda, Chan Santokhi, apuntó que aunque el NDP ganó las elecciones esperará los resultados oficiales para concederle la victoria.

Bouterse, de 69 años, es una figura polémica por ser reclamado por la Justicia internacional y tener además pendiente en su país un juicio por el supuesto asesinato de 15 opositores.

Además, su hijo está encarcelado en EE UU por tráfico de drogas y armas, delitos a los que también fue vinculado al mandatario.

En 1980, cuando tenía el grado de sargento, asumió el poder en Surinam tras un golpe de Estado que dio paso a dos años al frente del pequeño país suramericano de cerca de medio millón de habitantes.