• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Demócratas y republicanos avanzan hacia un acuerdo

Un ciudadano protesta frente a la Casa Blanca en contra del cierre parcial del gobierno de Estados Unidos por la crisis presupuestaria | AFP

Un ciudadano protesta frente a la Casa Blanca en contra del cierre parcial del gobierno de Estados Unidos por la crisis presupuestaria | AFP

Barack Obama suspendió reunión con líderes parlamentarios para permitir que negociaciones fluyan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A pesar de que la reunión entre el presidente Barack Obama y los líderes del Congreso fue suspendida, el optimismo volvió a instalarse en Washington gracias a declaraciones de los dirigentes parlamentarios sobre las posibilidades de lograr un acuerdo que evite el primer default en la historia de Estados Unidos.

La presidencia informó que la reunión –en la que participarían los demócratas Harry Reid y Nancy Pelosi, así como los republicanos John Boehner y Mitch McConnell– fue postergada para permitir a los líderes del Congreso continuar avanzando hacia una solución para subir el límite de endeudamiento y reabrir los servicios públicos.

“Soy optimista de que llegaremos a un acuerdo razonable esta semana e iniciaremos negociaciones a largo plazo para colocar a nuestro país en una posición presupuestal sólida”, dijo Reid, jefe de la mayoría demócrata del Senado.

McConnell, líder de la minoría republicana en la Cámara Alta, agregó que ha habido intercambios muy constructivos y manifestó su optimismo sobre un resultado que sea aceptable para las dos partes.

La suerte del dólar, moneda de reserva mundial, y los bonos del Tesoro, colocaciones consideradas como las más seguras del planeta, dependen de las negociaciones que republicanos y demócratas realizan en el Parlamento.

Los legisladores deben resolver dos asuntos al mismo tiempo: adoptar una ley de presupuesto que permita la reapertura de las agencias federales cerradas desde el 1 de octubre y aumentar el límite de la deuda antes del 17 de octubre.

El Departamento del Tesoro advirtió que a partir de ese día no podrá hacer frente a todos sus compromisos porque el déficit fiscal obliga al gobierno a seguir endeudándose para financiar sus gastos.

“Si esta semana no empezamos a hacer verdaderos avances y si los republicanos no aceptan dejar de lado sus preocupaciones partidarias corremos el riesgo de entrar en default”, advirtió Obama.

Los republicanos quieren sacar provecho del apremio para obtener reformas en el sistema de jubilaciones y en el plan de salud pública para los más necesitados, que consumen 43% del presupuesto federal.

El mandatario se niega a negociar con una pistola en la cabeza y acusa a sus adversarios republicanos de irresponsables. La oposición retruca que gracias a una estrategia similar lograron que Bill Clinton hiciera concesiones. El propio Obama se vio obligado en agosto de 2011 a aceptar recortes anuales programados en el presupuesto hasta 2021.