• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El conflicto sirio deja 5.000 muertos cada mes

Crisis en Siria / EFE

Crisis en Siria / EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirma desde entonces que "unas 100.000 personas" han muerto en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una media de 5.000 personas muere cada mes en la guerra que azota a Siria desde marzo de 2011 y que ha provocado la peor crisis de refugiados desde el genociado en Ruanda (1994), afirmaron este martes unos altos funcionarios de la ONU.

"La actual cifra extremadamente alta de muertes, aproximadamente 5.000 por mes, demuestra el drástico agravamiento del conflicto", afirmó el subsecretario general de la ONU para los Derechos Humanos, Ivan Simanovic, durante una reunión del Consejo de Seguridad sobre la guerra en Siria.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, y la jefa de operaciones humanitarias de la ONU, Valerie Amos, urgieron al Consejo de Seguridad a impulsar una amplia colaboración de la comunidad internacional para aliviar la situación de los refugiados y de los sirios que permanecen en el país.

Alrededor de 1,8 millones de personas se han refugiado en los países vecinos a Siria, mientras que una media de 6.000 ciudadanos huye del país cada día, afirmó Guterres. "No hemos visto un flujo de refugiados que se acelerara a un ritmo tan aterrador desde el genocidio en Ruanda hace casi 20 años", sostuvo Guterres. "Esta crisis se ha prolongado mucho más de lo que se podía temer, con insoportables consecuencias humanitarias", explicó el jefe de ACNUR.

Por su parte, Amos, dijo que la comunidad internacional debe considerar la posibilidad de realizar operaciones transfronterizas a fin de hacer llegar la ayuda, señalando que todavía se necesitan 3.100 millones de dólares para operaciones en Siria y en países vecinos para el resto del año.

La jefa de operaciones de la ONU dijo que cuatro millones de personas necesitan ayuda en Siria, donde se han impuesto "considerables restricciones" a las agencias de socorro por parte del gobierno y de grupos de oposición.

Amos se refirió a la situación en la Ciudad Vieja de Homs, donde el gobierno fortaleció el asedio durante el último mes. La ONU estima que unos 2.500 civiles quedaron atrapados allí. "Los Grupos opositores no han sido capaces hasta el momento de garantizarles la salida y el gobierno de Siria se ha negado a permitir que las agencias den asistencia en la Ciudad Vieja", relató.

Amos llamó a despejar los obstáculos burocráticos, pero también a identificar "rutas humanitarias prioritarias" y notificación previa de las ofensivas militares. Amos dijo que debe haber "pausas humanitarias" para permitir la llegada de ayuda y "operaciones transfronterizas, cuando sea apropiado".

La ayuda transfronteriza es un tema controvertido y el gobierno sirio se opone a ella. Rusia, aliado clave del presidente Bashar Al Asad, también se resiste a la discusión en la ONU de tales operaciones.

Sin embargo, el embajador asistente turco ante la ONU, Levent Eler, apoyó la iniciativa. "El Consejo necesita considerar formas alternativas de enviar ayuda, incluidas las operaciones transfronterizas", declaró. Eler dijo que la crisis siria se está convirtiendo en "la mayor tragedia humanitaria del siglo XXI".

El embajador del Líbano ante Naciones Unidas, Nawaf Salam dijo en la reunión que es "urgente" que el Consejo de Seguridad actúe ante la crisis de los refugiados. "Los crecientes enfrentamientos armados en la frontera e incursiones desde Siria a Líbano están amenazando la seguridad y estabilidad de mi país", advirtió a los 15 embajadores del organismo ejecutivo de la ONU.

Salam dijo que ACNUR tiene registrados 607.908 refugiados en Líbano, pero el gobierno estima que el número real alcanza 1,2 millones. El diplomático estimó que el total se incrementará 20 veces durante 2013.

Líbano tiene una población de cuatro millones de habitantes, recordó Salam, señalando que el flujo equivaldría a 75 millones de refugiados para Estados Unidos.

El embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, puso en duda las cifras difundidas por los funcionarios de Naciones Unidas, al alegar que proceden de "fuentes no profesionales", y criticó el uso de una empresa estadounidense para recopilar los datos.

Pero Simonovic respondió que se empleó un método "riguroso" para corroborar el total de más de 92.900 muertos registrado hace un mes, confirmando nombres y fechas con al menos tres fuentes.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirma desde entonces que "unas 100.000 personas" han muerto en Siria.

Una media de 5.000 personas muere cada mes en la guerra que azota a Siria desde marzo de 2011 y que ha provocado la peor crisis de refugiados desde el genociado en Ruanda (1994), afirmaron este martes unos altos funcionarios de la ONU.