• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La defensa de una cómplice de "Carlos" denuncia un juicio político en París

Ilich Ramírez / AFP

Ilich Ramírez / AFP

Bernard Ripert,, defensor de Christa Frohlich dijo que el"proceso político" sólo se justifica "por razón de Estado"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El abogado de la alemana Christa Frohlich, la cómplice del terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, "Carlos", que es juzgada junto a éste por cuatro atentados mortales en Francia en 1982 y 1983, denunció hoy un "proceso político" que sólo se justifica "por razón de Estado".

Bernard Ripert, señaló ante el Tribunal de lo Criminal de París que lo que la acusación reprocha a Frohlich "es su militancia" en los años 1970 y 1980 en la extrema izquierda, "lo que conforta la dimensión política de este juicio" en apelación.

La declaración se conoció al día siguiente de que la acusación requiriera la cadena perpetua para el terrorista venezolano, la misma pena a la que fue condenado en primera instancia hace dos años y medio.

De confirmarse esa sentencia, que está previsto que se dicte el miércoles, sería la segunda condena a perpetuidad contra "Carlos" en Francia, donde está encarcelado desde que fuera capturado en Sudán en agosto de 1994 en una operación de los servicios secretos.

Ripert reconoció que su cliente, que no ha querido arriesgarse a acudir a París a este proceso iniciado el pasado 13 de mayo y sigue en Alemania, su país de residencia actual, formó parte a comienzos de la década de 1980 del Grupo de Revolucionarios Internacionalistas, conocido como "el grupo de 'Carlos'" para quien "se encargó de algunas misiones",

Pero insistió en que esa actividad significa que "era una militante de extrema izquierda, no una terrorista".

Y añadió, en dirección de los miembros del tribunal que ese pasado de militancia de Frohlich "no les concierne porque ustedes no están para juzgarlo", sino sólo los eventuales elementos materiales que pudieran vincularla a la comisión de uno de los atentados.

Precisamente, sobre las pruebas acusatorias, afirmó que no demuestran que su clienta fue la que alquiló en Ljubliana y luego trasladó el Opel Kadett que se convirtió en el coche bomba que explotó el 22 de abril de 1982 en la calle Marbeuf de París, lo que causó la muerte a una mujer que pasaba por allí y heridas a 66 personas.

Explicó que las descripciones de la persona que alquiló el vehículo no se corresponden en absoluto con ella, y por eso afirmó que "todo el mundo aquí sabe que Christa Frohlich es inocente por los hechos de los que se le acusa".

Ripert, conocido por ser un gran provocador, dijo que duda de que el fiscal "esté bien" a la vista de que ayer solicitó una pena de 20 años de cárcel contra su defendida por complicidad en el atentado de la calle Marbeuf.

"¿Es normal, es signo de buena salud? Lo dudo", señaló el letrado, que más adelante se quejó del "ensañamiento" de la justicia francesa contra Frohlich, que fue absuelta en el proceso en primera instancia en diciembre de 2011.

A su juicio, lo que hay detrás es que "para el Estado, todos los que le combaten son terroristas" y que se quiere "expirar ese pasado de los años 1970 y 1980 en que grupos armados combatían el imperialismo".

"Hoy el imperialismo ha vencido (...) para la mayor desgracia de los pueblos" y, entre otros, "ha vencido a Ilich Ramírez Sánchez", comentó.

Para el letrado, una de las evidencias de ese triunfo es la actual guerra de Siria, que según su análisis es consecuencia de la acción contra el régimen de Bachar El Asad de países occidentales, como Francia y Estados Unidos y de "las dictaduras fascistas del Golfo" Pérsico.

En definitiva, para Ripert tras el conflicto lo que hay que ver es que "Siria es uno de los últimos bastiones del mundo que escapan a las potencias dominantes".

Los alegatos de los abogados de "Carlos", programados tras el de Ripert, deben prolongarse durante toda la vista de hoy, antes de dar la última palabra al venezolano.

Si no hay sorpresas, el tribunal deliberará y dictará sentencia mañana.