• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El coleccionista del "tesoro de Múnich" reveló poseer otros 60 cuadros

Pintura de Renoir

Pintura de Renoir

La existencia de estas obras en Austria amplía aún más la leyenda en torno a la colección de Gurlitt, que tiene 81 años y es objeto de una investigación por presunto delito fiscal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El anciano coleccionista alemán Cornelius Gurlitt, en cuyo piso de Múnich la policía halló unos 1.400 valiosos cuadros, guardaba también en su casa de Salzburgo (Austria), más de 60 joyas artísticas, entre ellas lienzos de Monet, Renoir y Picasso.

El portavoz de Gurlitt, Stephan Holzinger, explicó hoy que las obras serán examinadas por expertos del mundo del arte para despejar dudas sobre sus orígenes y aclarar si pueden ser "arte robado" por los nazis, como se sospecha de parte del tesoro encontrado en su casa muniquesa.

De acuerdo con una evaluación preliminar, añadió el portavoz, no hay sospechas que hagan pensar que los cuadros de Salzburgo puedan tener un origen ilícito.

La existencia de estas obras en Austria amplía aún más la leyenda en torno a la colección de Gurlitt, que tiene 81 años y es objeto de una investigación por presunto delito fiscal.

El hallazgo de alrededor de 1.400 cuadros en su apartamento muniqués fue guardado en secreto durante más de un año por las autoridades, que defendieron la necesidad de investigar sin la presión de los medios el sorprendente descubrimiento.

Entre los cuadros de Múnich había lienzos de Picasso, Marc, Nolde, Spitzweg, Renoir, Macke, Courbet o Beckmann y obras nunca catalogadas y hasta ahora desconocidas de artistas como Marc Chagall y Otto Dix.

Ante las presiones desde el mundo del arte y de la comunidad judía, los investigadores colgaron finalmente en internet 590 de las obras sobres las que hay fundadas sospechas de que su origen.

Hace unos días la justicia alemana atendió una demanda del popular diario "Bild" y decidió que los medios de comunicación deben tener acceso a una lista completa del denominado "tesoro de Múnich" al considerar que el "secreto fiscal" que alegan las autoridades no puede limitar "el derecho a la libertad de información" en un caso en el que hay "un claro e importante interés público".