• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El chocolate es una gran oportunidad para campesinos pobres de Perú

Variedades de cacao expuestas en el Instituto de Cultivos Tropicales en Juanjuí, región de San Martín, en el norte de Perú | AFP

Variedades de cacao expuestas en el Instituto de Cultivos Tropicales en Juanjuí, región de San Martín, en el norte de Perú | AFP

El cacao está presente desde hace miles de años en las regiones amazónicas y era venerado por las culturas prehispánicas, que lo utilizaban incluso en collares o brazaletes de oro como los que usaban el Inca y sus esposas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por su calidad y variedad, el cacao peruano representa una oportunidad de desarrollo para regiones pobres de Perú, además de una alternativa a los cultivos de coca, combatidos por su incidencia en el narcotráfico, según expertos chocolateros que se reúnen este fin de semana en Lima.

"Incentivar una cultura chocolatera servirá para que miles de agricultores de cacao silvestre, que es uno de los mejores en calidad y variedad de sabores en el mundo, puedan vender y salir de la pobreza", dijo a la AFP la experta chocolatera alemana Astrid Gutsche.

Una de las voces más autorizadas de la producción y comercialización del chocolate en el país, Gutsche afirma que Perú tiene un cacao de primera, pero necesita promover una cultura chocolatera como la que existe en Europa.

"El chocolate es tan complejo como el vino, por eso sus seguidores buscan nuevos sabores, y en Perú existe tal variedad de cacao que el chocolatero internacional que lo prueba no lo deja", dijo Gutsche, nacida en Hamburgo y desde 1993 radicada en Perú tras su matrimonio con el famoso chef peruano Gastón Acurio, con quien tiene dos hijas.

El cacao está presente desde hace miles de años en las regiones amazónicas y era venerado por las culturas prehispánicas, que lo utilizaban incluso en collares o brazaletes de oro como los que usaban el Inca y sus esposas.

Gutsche recorrió durante seis años la Amazonia peruana para estudiar los tipos de cacao y la cultura en torno a su cultivo. Luego volcó las experiencias y testimonios de los campesinos en un libro de próxima aparición: "Los guardianes del cacao".

"Está comprobado que el cacao es la mejor alternativa para reemplazar los cultivos de coca. Pero hace falta más apoyo oficial para que los campesinos se vuelquen definitivamente a esta actividad y puedan hacer sus emprendimientos", señaló Gutsche.

Como parte de la lucha contra el narcotráfico, el gobierno peruano desarrolla un programa de reemplazo de cultivos de coca por cacao, pero no ha logrado importantes avances por la alta rentabilidad y demanda de la hoja de coca.

Perú es el mayor productor de hoja de coca y cocaína del mundo, por delante de Colombia y Bolivia, de acuerdo con los últimos registros de la ONU.

En las regiones amazónicas la extrema pobreza supera en promedio al 50% de la población, el doble del índice nacional peruano, 24% en 2013, según el instituto de estadísticas.

La coca puede perder espacio si el cacao y el chocolate se convierten en un buen negocio, aseguran quienes siguen de cerca la evolución del sector. Y señalan que Perú, por su gran diversidad, es un territorio ideal para las nuevas tendencias de sabores que pide el mercado.

"Chocolateros famosos como el francés Stéphane Bonnat, el belga Dominque Persoone y el japonés Koyi Tschuya están comprando cacao silvestre del Cusco y de la selva central" peruana, comentó Gutsche, que tiene además una compañía productora de chocolates y bombones de lujo en los que incorpora frutas de distintas regiones de Perú, como el aguaymanto, la lúcuma, el maracuyá, la chirimoya y la cocona.

Gutsche participa este fin de semana junto a expertos chocolateros llegados de distintas partes del mundo en la quinta edición del Salón del Chocolate y Cacao que se realiza cada año en Perú.

El mejor chocolate del mundo

Santiago Peralta, fundador de la compañía ecuatoriana Pacarí, es otro de los participantes en la reunión de chocolateros en Lima. Y llega de Quito con un mensaje para incentivar a los productores de Perú: la mejor barra de chocolate amargo del mundo en 2013 se hizo con cacao peruano.

"El premio al mejor chocolate puro del mundo fue entregado en Londres en octubre pasado a nuestro chocolate orgánico, que se hace con cacao peruano de Piura, una variedad muy antigua de extraordinario sabor", dijo Peralta en diálogo con la AFP.

"Esta ha sido una experiencia de cooperación porque el cacao no tiene fronteras geográficas. Es un producto de Latinoamérica y de nuestra región, que podemos explotar mucho más", dijo.

El chocolatero ecuatoriano opinó, no obstante, que "hay que superar el chocolate a la europea, con almendras y avellanas, y cambiar por sabores nuestros: chocolates con arándanos andinos, sal de maras de Cusco, hierba luisa y ají".

En la gran diversidad de cacao existente hay oportunidades para que campesinos y productores se abran a nuevos desafíos.

"Podemos pasar de ser históricos proveedores de materia prima para ser productores y crear empresas de valor agregado", dijo Peralta, que confiado en el cacao ecuatoriano y de la región creó Pacarí en 2006 y actualmente exporta chocolates orgánicos a 32 países.