• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El chantaje habitual de Corea del Norte

El anuncio de Pyongyang es la más reciente de una serie de amenazas de Corea del Norte, recibidas con duras advertencias de Corea del Sur y Estados Unidos y que preocupan al mundo | Foto: Agencias

El anuncio de Pyongyang es la más reciente de una serie de amenazas de Corea del Norte, recibidas con duras advertencias de Corea del Sur y Estados Unidos y que preocupan al mundo | Foto: Agencias

La tensión ahora crece por la capacidad nuclear que ahora parece ser capaz de tener Corea del Norte (analistas dicen que tiene la capacidad de hacer entre 6 y 10 bombas nucleares)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Corea del Norte es el país más aislado del mundo, pero no por ello deja de dar dolores de cabeza. Es un país empobrecido que se preocupa porque a su país no entren DVD con películas y novelas desde China o Corea del Sur para que la población no vea que no tiene nada y, gracias a la propaganda oficial, piense que a pesar de las dificultades, son un pueblo afortunado.

Y así, el enemigo siempre tiene que estar afuera y siempre son los mismos: Estados Unidos y Corea del Sur. Cada vez que ambos países hacen maniobras militares conjuntas el régimen de Pyonyang usa el mismo guión: amenaza con la destrucción total de su enemigo desde la división de la península coreana en dos a partir de 1948.

Este crisis comienza oficialmente el sábado 30 de marzo, cuando Corea del Norte declaró que se encontraba en guerra con su vecino del sur, en donde el nuevo líder norcoreano Kim Jong-un declaró que se trataba de una “batalla final de vida o muerte” ante la menor provocación.

La BBC, ese mismo 30 de marzo, hizo un buen resumen de declaraciones belicistas del país comunista que aparecen de vez en cuando: “Esta no es la primera vez que Corea del Norte emplea una retórica bélica contra quienes percibe como sus agresores. La amenaza en 1994 por parte de un negociador norcoreano de convertir Seúl en un “mar de fuego” provocó el pánico entre los habitantes del sur. Después de que el presidente George W. Bush la incluyó como uno de los integrantes del “eje del mal” en 2002, Pyonyang aseguró que “barrería sin piedad a los agresores”. En junio de 2012, el Ejército advirtió que su artillería apuntaba a siete grupos mediáticos surcoreanos y amenazó con una guerra sagrada sin piedad. El patrón de la escalada de amenazas se repite, especialmente si el país tiene un nuevo líder”.

La tensión ahora crece por la capacidad nuclear que ahora parece ser capaz de tener Corea del Norte (analistas dicen que tiene la capacidad de hacer entre 6 y 10 bombas nucleares). Pero la realidad se impone: Corea del Norte sabe que tiene todas las de perder si las amenazas pasan a más. Las probabilidades indican que, al final, las aguas volverán nuevamente a su cauce.