• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El cerebro de la reelección de Obama apuesta por Hillary Clinton para 2016

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton | EFE

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton | EFE

El estratega político copreside el grupo "Priorities USA", que apoyará a la ex jefa de la diplomacia estadounidense si decide competir por la presidencia o, en su defecto, al candidato demócrata que se presente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jim Messina, el arquitecto de la reelección del presidente de EE UU, Barack Obama, pronosticó hoy que la campaña por la Casa Blanca del 2016 será la más tecnológica de la historia y aseguró que Hillary Clinton es la candidata ideal.

"Tiene todo un historial a sus espaldas y una vida de logros. Fue una gran secretaria de Estado y será una gran candidata", dijo a Efe Messina durante una conferencia sobre tecnología en el Newseum, un museo próximo al Capitolio.

El estratega político copreside el grupo "Priorities USA", que apoyará a la exjefa de la diplomacia estadounidense si decide competir por la presidencia o, en su defecto, al candidato demócrata que se presente.

"Para mí está claro que Hillary es la mejor posicionada para ganar las elecciones generales", señaló Messina.

El cerebro tras la campaña de reelección de Obama, en la que se recurrió, como nunca antes, al análisis de datos y la tecnología para ganar el pulso a los republicanos, pronosticó hoy que en el 2016 veremos una campaña mucho más personalizada, en la que se fusionarán datos y tecnología en formas mucho más sofisticadas.

"Creo que la campaña del 2016 intentará tener conversaciones personalizadas con los votantes en formas que no han sido posibles hasta ahora y estoy interesado en explorar fórmulas para alcanzar ese objetivo", afirmó.

El estratega recordó durante su intervención hoy en el Newseum los motivos que lo llevaron a diseñar una campaña eminentemente tecnológica en el 2012.

Todo empezó durante las vacaciones navideñas de 2010 en Hawai.

"Esta historia empezó con un tipo pálido como yo en una playa de Hawai", afirmó Messina, quien explicó que fue allí donde Obama le pidió que dejase la Casa Blanca y se trasladase a Chicago para comenzar a preparar su campaña de reelección.

"Y yo le dije, 'señor presidente, sí, pero necesito que me prometa que esta campaña no se parecerá en nada a la anterior'", lo que sorprendió a un presidente que había arrasado en las elecciones de 2008.

Messina explicó que el rápido avance de las redes sociales motivó ese cambio de estrategia: "Durante la noche electoral del 2008 enviamos solo un tuit porque creíamos que era una tecnología estúpida que no iba a ninguna parte".

Fue así cómo el estratega político se embarcó en una gira por Silicon Valley para reunirse con los ejecutivos de Google, Facebook y Apple, entre otros, y preguntarles su opinión sobre una campaña electoral moderna.

"Dirigimos la primera campaña personalizada en la historia política estadounidense", aseguró Messina, quien añadió que otro de los aciertos fue "controlar el debate".

"Mi principal asesor era el presidente (Bill) Clinton (...), quien me dijo que todas las campañas presidenciales en el mundo son siempre sobre el futuro y o bien se controla la narrativa o se pierde", explicó hoy el que se prevé sea uno de los principales estrategas de Hillary Clinton si decide competir en el 2016.

Para ganar en 2012, decidieron también contratar a 42 matemáticos e ingenieros con doctorados, que se dedicaron a realizar modelos de intención de voto y recaudación de fondos.

A ellos se sumaron otros 86 expertos en la elaboración de modelos, que ayudaron a Messina y su equipo a recaudar 1.100 millones de dólares para sufragar los gastos de la campaña más cara de la historia.

El ya fallecido fundador de Apple, Steve Jobs, le dio a Messina también sabios consejos, como el de que cualquier campaña electoral necesitaba pensar en llegar a los votantes a través del móvil.

"Diseñamos 140 aplicaciones distintas a nivel interno", aseguró hoy Messina, quien prevé que se dispare el dinero que se gaste en publicidad y campañas de movilización a través del móvil en 2016.