• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La iglesia católica francesa lanza una cruzada contra el matrimonio homosexual

Matrimonio homosexual

Matrimonio homosexual

El presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, monseñor André Vingt-Trois, arremetió contra la reforma prometida por el presidente François Hollande, alegando la protección de los hijos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La iglesia católica francesa ha lanzado una cruzada contra el matrimonio homosexual reavivando el debate sobre esta reforma prometida por el presidente, el socialista François Hollande, rechazada por la derecha, y objeto de un proyecto de ley que será examinado el miércoles en consejo de ministros.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, monseñor André Vingt-Trois, arremetió contra el proyecto este lunes en Lourdes (sur), alegando la protección de los hijos.

El cardenal-arzobispo de París, que la víspera había condenado el "fraude" que, según él, constituye el matrimonio homosexual, considera que esta protección debe "construirse con la referencia" de un padre y una madre.

Sus declaraciones provocaron la inmediata y airada reacción de la izquierda y de asociaciones defensoras del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Las críticas en las redes sociales tampoco se hicieron esperar y tildaron a los detractores eclesiásticos de "católicos fascistas" o "pedófilos con sotana".

El relator socialista del proyecto Erwan Binet pidió a los obispos que "abran los ojos sobre las familias de hoy que forman esta sociedad, familias monoparentales, homoparentales o recompuestas".

Un diputado por París, el socialista Jean-Marie Le Guen, denunció la "grosera vuelta atrás de la Iglesia Católica", que considera como un retorno al "fundamentalismo", dijo.

Aprovechando las alusiones a la "crisis económica" realizadas por el cardenal André Vingt-Trois, el ministro de Economía social y solidaria, el socialista Benoit Hamon, dijo que es favorable a las reformas "de la sociedad" y rechazó al mismo tiempo los argumentos de la derecha que considera que debido a la crisis, ahora "no es el momento" de esas reformas.

Las críticas contra el cardenal arzobispo de París iban dirigidas sobre todo contra su argumento de proteger a los hijos.

Así, el comité Idaho France (Día Internacional contra la Homofobia y la Fobia contra la Transexualidad) asegura que los sacerdotes de la Iglesia Católica no tienen legimitidad para expresarse sobre el matrimonio homosexual, pues "no conocen la familia que no tienen".

"Le aconsejo al cardenal Vingt-Trois que, antes de ocuparse de la sexualidad de los homosexuales, se ocupe de la sexualidad de los curas (...) Se habla mucho más de la pedofilia de los curas que de la que quisiera imputarse a los homosexuales", comentó un dirigente de Idaho, Alexandre Marcel.

También hubo psicoanalistas que estimaron en una petición que circuló por internet, que "nada en el corpus teórico (...) nos autoriza a predecir la evolución de los niños sea cual sea la pareja que los educa". "Más aún, la práctica clínica de muchos de nosotros con hijos de parejas 'homosexuales' prueba que este medio parental no es ni más ni menos patógeno que otro", añadieron.

En este sentido, otro dirigente político, el presidente del MODEM (demócrata cristiano), François Bayrou, destacó que el "papel de la Iglesia es también ejercer y mostrar la caridad", teniendo en cuenta la realidad de la familia homoparental de hoy.

Por su lado, Jean-François Copé, secretario general de la UMP, el partido de derecha del expresidente Nicolas Sarkozy, pidió que se suspenda el examen del texto para organizar un "debate nacional sobre la familia".

Al mismo tiempo, el jefe del grupo parlamentario de este partido estimó que si se promulga el texto, la derecha debería "anularlo" cuando vuelva al poder.

El Frente Nacional (extrema derecha), a través de su presidenta, Marine Le Pen, reclamó un "referéndum".

El número de franceses favorables al matrimonio entre homosexuales ha disminuido a un 58% en 2012 contra un 63% en 2011, según sondeo publicado el sábado.

La iglesia católica francesa ha lanzado una cruzada contra el matrimonio homosexual reavivando el debate sobre esta reforma prometida por el presidente, el socialista François Hollande, rechazada por la derecha, y objeto de un proyecto de ley que será examinado el miércoles en consejo de ministros.