• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El papa ordenó juicio canónico por abuso sexual en colegio del Opus Dei

Vista del Colegio Gaztelueta en Leioa, Bizkaia | Foto: EFE

Vista del Colegio Gaztelueta en Leioa, Bizkaia | Foto: EFE

El colegio aclaró que el presunto autor de los abusos ya no es profesor del centro, y añadió que "si alguno de los hechos descritos" se demostrara cierto, "merecería una condena total"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco ordenó que se instruya juicio canónico contra un profesor y un colegio del Opus Dei por un presunto abuso sexual ocurrido hace ocho años a un alumno del centro que en ese entonces tenía 12 años.

En una carta del papa con fecha de diciembre de 2014 en la Ciudad del Vaticano, el pontífice informa a la familia de la víctima que envió la documentación recolectada del caso "a la Congregación para la Doctrina de la Fe para que instruyan el juicio canónico al educador y al colegio pero sin molestar al chico".

"Todo lo que venga del Santo Padre será muy bien atendido", respondió hoy el colegio Gaztelueta, ubicado en la localidad vasca de Leioa, y su director aseguró en un comunicado que "si alguno de los hechos descritos" se demostrara cierto, "merecería una condena total" por su parte.

Por su parte, la Oficina de Información del Opus Dei en España, expresó su "deseo y compromiso por llegar lo antes posible a la clarificación de los hechos".

El Obispado de Bilbao precisó que el centro implicado "pertenece jurídica y canónicamente a la Prelatura del Opus Dei, de modo que queda fuera de la jurisdicción del obispo diocesano".

Los padres del chico que fue alumno del centro Gaztelueta, que forma parte de la obra corporativa del Opus Dei, escribieron al papa Francisco en 2014 y le relataron los abusos sexuales que había sufrido el menor en ese colegio.

El caso se hizo público en enero de 2013, cuando el padre de la víctima explicó en varios medios los abusos que había sufrido el menor en el centro escolar y la falta de respuesta oportuna por parte del colegio, donde "lo negaron todo, porque quieren tapar la mala imagen del centro", reprochó entonces el padre.

Según relató, los presuntos abusos sexuales por parte del profesor, que es laico, según precisó hoy el Obispado, se cometieron en los cursos 2008-09 y 2009-10, cuando su hijo tenía 12-13 años.

El colegio aclaró en el comunicado que el presunto autor de los abusos ya no es profesor del centro, y añadió que "si alguno de los hechos descritos" se demostrara cierto, "merecería una condena total" por su parte.