• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Dos candidatos proeuropeos se disputan la Presidencia de Ucrania

Petró Poroshenko ha pasado de ser prácticamente un desconocido para la opinión pública mundial a convertirse en el favorito para alzarse con la victoria electoral | AFP

Petró Poroshenko ha pasado de ser prácticamente un desconocido para la opinión pública mundial a convertirse en el favorito para alzarse con la victoria electoral | AFP

Poroshenko, conocido como el "rey del chocolate" por sus empresas de dulces y bombones, ha pasado de ser prácticamente un desconocido para la opinión pública mundial a convertirse en el favorito para alzarse con la victoria electoral.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El multimillonario Petró Poroshenko y la ex primera ministra Yulia Timoshenko, alineados ambos con la integración europea de Ucrania, son los principales aspirantes que se disputarán la Presidencia del país en los comicios del próximo domingo.

Poroshenko, conocido como el "rey del chocolate" por sus empresas de dulces y bombones, ha pasado de ser prácticamente un desconocido para la opinión pública mundial a convertirse en el favorito para alzarse con la victoria electoral.

A falta de muy pocos días para la votación y con los sondeos en la mano, la única duda para los analistas políticos es si será capaz de ganar en la primera vuelta, algo que ha intentado garantizarse al ofrecer una y otra vez a Timoshenko que se retire de la carrera electoral en pro de "la unidad del pueblo ucraniano".

Según uno de los últimos sondeos, Poroshenko recibiría el 54,7 % de los votos, 7-8 puntos más que en abril, seguido de Timoshenko, que tendría que conformarse con 10 % de las papeletas.

Timoshenko, que aparentemente contaba con todo a su favor, perdió de vista que los votantes la asocian con los vicios del sistema político contra el que luchó el Maidán (plaza) de Kiev, como se ha conocido al movimiento popular de protesta que derrocó a Víktor Yanukóvich el pasado 22 de febrero.

Ni su encendido discurso en la plaza de la Independencia de Kiev el mismo día que salió de prisión ni tampoco el poder que acumulan ahora en sus manos dos de sus colaboradores más allegados (el presidente interino, Alexandr Turchínov, y el primer ministro, Arseni Yatseniuk), han logrado relanzar su popularidad.

Muchos de sus correligionarios de Batkivshina, el principal partido de oposición a Yanukóvich, veían en Timoshenko a una mártir del engranaje político encabezado por el expresidente, por los dos años que pasó en prisión condenada por abuso de poder hasta salir en libertad el pasado 22 de febrero.

Tan seguro parece Poroshenko de sus posibilidades que se ha negado a mantener debates televisados tanto con Timoshenko como con el resto de los candidatos, aunque sí ha asegurado que aceptará ese formato si se celebra una segunda vuelta.

El tercer aspirante en discordia, según las encuestas, es el banquero Serguéi Tiguipko, antiguo asesor electoral de Yanukóvich, exjefe del Banco Central de Ucrania y militante del Partido de las Regiones (PR) del depuesto presidente, aunque no su candidato oficial.

Nacido en Moldavia y formado en la rusoparlante Dnepropetrovsk, Tiguipko coincidió en la última etapa de la URSS con Turchínov en las filas de las Juventudes Comunistas Soviéticas (Komsomol) y ayudó desde su cargo a poner en marcha su primer negocio a Timoshenko, natural de esa ciudad del este de Ucrania.

Con Mijail Dobkin, el aspirante oficial del PR, hundido en las encuestas, Tiguipko ha asumido el papel de candidato del sureste rusoparlante del país, donde dos regiones limítrofes con Rusia (Donetsk y Lugansk) se han sublevado, han declarado su independencia y boicotean la consulta del domingo.

"Para mí, el referéndum del 11 de mayo (en el que una aplastante mayoría de votantes de las dos regiones apoyaron la independencia) fue un grito del alma de la gente para expresar la desconfianza" de la población hacia las autoridades de Kiev, dijo recientemente Tiguipko en Zaporozhie, región sureña fronteriza con Donetsk.

También ha pedido a las autoridades ucranianas que pongan fin a la operación militar lanzada contra los insurgentes, que ya ha costado decenas de vidas en ambos bandos.

Los dos favoritos, Poroshenko y Timoshenko, siempre han apoyado todas las acciones militares emprendidas contra las milicias prorrusas y se han manifestado a favor de la integración de Ucrania tanto en la Unión Europea como en la OTAN.

También han prometido que pondrán todo su empeño en recuperar Crimea, anexionada por Rusia después de un referéndum de autodeterminación celebrado en la península en marzo pasado.

Timoshenko, que se ha pasado buena parte de la campaña en el este del país, se ha mostrado más receptiva con algunas preocupaciones de esa Ucrania que se siente más unida a Rusia, tanto en lo económico como en lo cultural, y ha prometido convocar un referéndum para preguntar a los ciudadanos sobre la entrada en la OTAN.