• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El canal de Nicaragua competirá con Panamá

La Asamblea Nacional aprobó la ejecución de la obra en 2013 | Foto EFE / Archivo

La Asamblea Nacional aprobó la ejecución de la obra en 2013 | Foto EFE / Archivo

40 millardos de dólares costará el proyecto que promueve el presidente Daniel Ortega

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A la par de cumplirse 100 años del Canal de Panamá, en Centroamérica surge un rival: Nicaragua, país que pretende competir con su propio paso interoceánico, proyecto que ha cobrado fuerza pese a su complicada viabilidad.

En 2013 la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó la propuesta del presidente Daniel Ortega de crear un canal. La compañía china, HK Nicaragua Canal Development Investment, es la encargada de iniciar los trabajos el año próximo.

La ambiciosa construcción está presupuestada en 40 millardos de dólares e incluye dos puertos, un aeropuerto, una zona libre de comercio, un complejo turístico, una  central eléctrica, una fábrica de cemento y acero, así como vías terrestres.

El dueño de la empresa encargada de la obra, Wang Jing, prometió tener listo el canal en 2019. Contará con 286 kilómetros de longitud y mayor calado con respecto al de Panamá. Sus promotores afirman que será un gran avance que acercará a los grandes puertos de China con Estados Unidos y Europa.

Con este plan Managua pretende alcanzar los milmillonarios dividendos que logra Panamá con su emblemática obra de infraestructura.

La Autoridad del Canal de Panamá, encargada de la administración y funcionamiento de la vía interoceánica, ha reportado beneficios superiores a 10,5 millardos de dólares desde principios de siglo. El organismo prevé duplicar, de 300 a 600 millones, las toneladas anuales de movimiento de carga cuando se abra un tercer juego de esclusas actualmente en construcción.

Panamá calcula que para el año 2025 la contribución del canal a su PIB será de 10.7, millardos de dólares, una razón de peso por la cual Managua tiene interés en hacer su propio paso a través del continente.

Para Nicaragua, donde 2,7 de los 6 millones de habitantes viven en condición de pobreza,  la retribución directa –en caso de lograrse el ambicioso proyecto– será beneficiosa para el país.

Se calcula que se generarán 50.000 empleos en la fase de construcción y 200.000 durante las operaciones del canal. Además, se prevé un crecimiento económico de 11%. A futuro se cree que hasta 2 millones de personas podrían lograr un empleo con el proyecto, por lo que desoyen todas las advertencias sobre la inconveniencia de este.

 

Desventajas. El experto en comercio internacional Francisco Mendoza no es optimista del plan de Nicaragua. “No le veo mucho futuro sí la ampliación del Canal de Panamá, que tiene una capacidad increíble, ya está operativa. No veo la ventaja de invertir 40 millardos de dólares en Nicaragua donde no se sabe en qué lo invertirán”.

Mendoza agregó que el canal de Nicaragua supone problemas ecológicos grandes. “Salinizaría el lago de Nicaragua y eso acabaría con los tiburones de agua dulce. Es uno de los daños ecológicos que aún no creo hayan resuelto”, afirmó.

El analista argumentó que  las dos bocas de entradas de la infraestructura, según el proyecto, son complicadas. “Se debe pensar en almacenaje. En Panamá hay sitios de trasbordo en Balboa, por donde los barcos no pasan, entonces debes tener muelles, sitios de contenedores y de refrigeración, una infraestructura en los dos puertos que son muy selváticos”.

El administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, dijo que los costos para acometer la empresa nicaragüense se podrían disparar hasta 70 millardos de dólares, por lo que aseveró: “Yo no invertiría ni un solo real”.

Quijano consideró inviable dos canales en Centroamérica.