• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

China flexibilizará política del hijo único

Los matrimonios en los que uno de los miembros es hijo único podrán tener más de un descendiente | AFP

Los matrimonios en los que uno de los miembros es hijo único podrán tener más de un descendiente | AFP

La abolición de los campos de trabajo y la reducción de la pena de muerte figuran entre cambios aprobados por el Partido Comunista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

China abolirá los campos de reeducación a través del trabajo, reducirá la aplicación de la pena de muerte y permitirá a muchas familias tener más de un hijo, en un giro radical en su política de derechos humanos.

Las medidas fueron acordadas en la plenaria del gobernante Partido Comunista Chino, que culminó el martes, y están contenidas en el documento elaborado tras esa reunión, informó la agencia de prensa oficial Xinhua.

Todo el mundo esperaba esta plenaria, la tercera después del congreso del PCC. Las dos primeras sesiones sirven tradicionalmente para designar a los dirigentes del partido y del Estado, mientras que la tercera fija las grandes líneas políticas y económicas.

El documento indica que China flexibilizará la política de control de natalidad lanzada en 1979 para que los matrimonios en los que uno de los miembros es hijo único puedan tener más de un descendiente.

Agrega que habrá una disminución por etapas del número de delitos sancionables con la pena de muerte y que se proscribirá el sistema de reeducación a través del trabajo, que permite enviar a personas a campos por simple decisión policial.

Alrededor de 4.000 personas son ejecutadas cada año en China, según cálculos occidentales; mientras que 190.000 estaban detenidas en campos de reeducación en 2009, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas.

Xinhua destacó que las medidas anunciadas constituyen esfuerzos por mejorar los derechos humanos y las prácticas judiciales.

Más mercado. El documento también detalla las reformas previstas en los próximos años para reducir el control del Estado sobre la economía. Entre los planes figura un aumento de los dividendos que las compañías públicas pagan al gobierno y un incremento del papel de las compañías privadas.

Para 2020 el gobierno requerirá 30% de los beneficios de las empresas públicas, para alimentar mejor los fondos de seguridad social. Las 113 mayores compañías que están bajo control directo del gobierno central pagan entre 5% y 20% de sus ganancias.

China también permitirá que empresas con capital privado adquieran participaciones en proyectos financiados por el gobierno y que se creen pequeños bancos privados. También promoverá la liberalización de sus tasas de interés y la convertibilidad de la divisa nacional, el yuan.