• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El calor de Bernie se sintió en el frío de Indianápolis

El senador se apegó a lo dicho en sus discursos previos. Fustigó a Wall Street y a la élite política por la inequidad existente y que aumente la cantidad de pobres, y no la de ricos / Manuel Tovar

El senador fustigó a Wall Street y a la élite política por la inequidad existente y que aumente la cantidad de pobres, y no la de ricos / Manuel Tovar

El senador Bernie Sanders instó a los votantes demócratas a dejar la apatía y a acudir a los centros de votación para seguir con la revolución que propone

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde las 4:00 de la tarde había personas haciendo fila para poder ver a Bernie Sanders en el Circle Centre de la capital de Indiana, Indianápolis.

La ciudad esperaba entusiasmada al senador por Vermont con música en vivo que entreveraba el inglés y el español y luego un grupo de "Bluegrass" armado de guitarra y bajo amenizaba el evento.

A pesar de las frescas temperaturas y el viento la gente esperaba con alegría para ver al autodenominado propulsor de la revolución y del cambio al sistema político y económico establecido en Estados Unidos. 

Las personas nunca dejaron de llegar a la céntrica plaza de la ciudad. La población, en su mayoría jóvenes, familias con hijos, y por supuesto personas de tercera edad, aplaudían y hacían la ola a la espera del precandidato demócrata. 

Así transcurrió el tiempo hasta que a las 7:00 pm la marea azul recibió a su líder. El senador se apegó a lo dicho en sus discursos previos. Fustigó a Wall Street y a la élite política por la inequidad existente y que aumente la cantidad de pobres, y no la de ricos. Pidió conciencia por el ambiente y criticó duramente a Donald Trump por decir que el calentamiento global es un mito, el magnate fue abucheado y hasta ridiculizado por el senador tomando las palabras del republicano que afirmó eso era un invento de China. El público asistente rió al unísono. 

Sanders, en referencia a su rival demócrata, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, también afirmó que se debe cambiar el sistema electoral a una persona, un voto y no caer en la corrupción de venderse a grupos económicos para hacerse del poder político. El público abucheo a la ex primera dama también.

La gente no paro nunca de demostrarle su apoyo. Gritaban si hablaba de hacer de Estados Unidos un lugar con mejor plan de salud y educación, leyes para mejorar la calidad de vida y menos preeminencia de los intereses de empresarios y capital sobre los trabajadores. Los asistentes también abuchearon cuando Sanders expreso su rechazo por el cierre de sedes de empresas estadounidenses en el país para buscar mano de obra barata en otros países.

Sanders declaró: "Un país de primer mundo no se mide por la cantidad de millonarios que tiene ni por la cantidad de armas nucleares, si no por como trata a sus más pobres y necesitados, por eso quiero ser presidente". Fue ese el momento en que el público, unas 2.000 personas, ovacionaron con mas fuerza al pre candidato. 

Sanders instó a los votantes demócratas a dejar la apatía y a acudir a los centros de votación para seguir con la revolución que propone.
Sin duda, logró lo inesperado: sobrevivir hasta ahora una campaña en la que todo favorecía a Hillary Clinton. Ahora lo que queda saber es que tanto influirá en el debate camino a la convención de julio y en la agenda posterior del partido demócrata.