• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Los "cachorros del califato", la morbosa carne de cañón del Estado Islámico

Estado Islámico

Estado Islámico recluta más niños que adultos / Archivo

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) aseguró que, en lo que va de año, el EI ha reclutado a más menores que adultos en Siria, 400 niños frente a 120 adultos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Estado Islámico (EI) está reclutando a centenares de menores, que adoctrina, entrena en el uso de armas y despliega en el frente de una brutal guerra que sus moldeables mentes podrían no abandonar nunca.

Esta semana, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) aseguró que, en lo que va de año, el EI ha reclutado a más menores que adultos en Siria, 400 niños frente a 120 adultos, que después usa en roles de combate y espionaje o como propaganda violenta.

Según un informe de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos Naciones Unidas (OACDH) del pasado noviembre, el EI "da prioridad a los menores para asegurarse lealtad a largo plazo, adherencia a su ideología y una cantera de combatientes devotos que consideran la violencia como un estilo de vida".

El OSDH considera que el EI podría estar poniendo el énfasis en el reclutamiento de niños-soldados por la facilidad de crear combatientes fanáticos entre los menores y ante las dificultades de seguir reclutando a extremistas adultos en otros países.

Esta perversa estrategia se ha puesto de manifiesto con la divulgación de vídeos en los que niños aparentemente ejecutan a prisioneros de los yihadistas o en los que los muchachos se entrenan con rifles que casi les superan en estatura.

En el sistema educativo del "califato" del EI, los niños son adoctrinados en una interpretación fundamentalista del Corán, obligados a asistir a ejecuciones y a entrenarse con armas y en tácticas de guerra.

Testigos han explicado a Naciones Unidas que en Al Raqa, ciudad siria que se ha convertido en capital de facto del EI, existen campos de entrenamientos para centenares de niños-soldados entre 5 y 16 años.

"Con el uso de menores en roles de combate, el EI ha violado la ley humanitaria internacional y perpetrado crímenes de guerra a una escala masiva", explicaba el citado informe de la ONU.

"El EI es un régimen totalitario que pretende crear un nuevo 'ser humano', comenzando con los niños", comentó a Efe Jessica Stern, coautora de "ISIS: The State of Terror", un libro recién publicado en Estados Unidos sobre el grupo yihadista.

Con el reclutamiento de niños y adolescentes, el EI intenta adoctrinar seguidores fieles capaces de aplicar la violenta interpretación del Corán de la que hacen gala los extremistas suníes del EI, que controlan amplias zonas de Siria e Irak.

"Su objetivo es aterrorizar y horrorizar y, para ello, pocas cosas son tan efectivas como las imágenes de niños participando (en batallas, en ejecuciones o empuñando armas)", opinó Stern, profesora asociada de la Universidad de Harvard y experta en terrorismo internacional.

La experta también señaló que la participación de estos menores en la guerra del "califato" los convierte "indudablemente en víctimas, pero también en perpetradores", algo que podría exponerles a represalias y les puede privar de la posibilidad de reintegración.

La tragedia de los niños de la guerra en cuatro años de conflicto en Siria, ahora extendido también a Irak, ha puesto al Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) frente a "una de la mayores crisis" a las que se ha enfrentado nunca, afirmó esta semana en una entrevista Juliette Touma, portavoz para la crisis siria de esa agencia de la ONU.

Touma aseguró que "hay pruebas de que todas las partes implicadas en el conflicto reclutan de una forma u otra a menores, ya sea en puestos de control, como mano de obra o en el frente", especialmente adolescentes de entre 12 y 18 años.

Desde que comenzó la guerra civil siria, la escolarización en el país ha pasado de más del 90 % a rondar el 50 %, mientras que en toda la región el organismo de la ONU estima que 14 millones de niños están en situación especialmente vulnerable.

"Nuestro esfuerzo principal va dirigido a proveer la educación para que no se pierda una generación", indicó la portavoz de UNICEF, que trabaja para permitir que estos niños, que han perdido años de escolarización o sufren secuelas psicológicas, tengan una segunda oportunidad tras pasar por un conflicto que no tiene fin a la vista.