• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Tres de cada cinco bogotanos se oponen a la destitución de su alcalde

Gustavo Petro, alcalde de Bogotá | AP

Gustavo Petro, alcalde de Bogotá | AP

Un estudio halló que el rechazo hacia la destitución de Gustavo Petro, que fue dictada el 9 de diciembre y cuya ejecución todavía no es efectiva, creció 9 puntos porcentuales con respecto al mes de diciembre, cuando hubo un rechazo del 54 %

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 65 % de los bogotanos se opone a la destitución e inhabilitación por quince años de su alcalde, Gustavo Petro, según la encuesta Polimétrica de la firma Cifras y Conceptos divulgada hoy por Caracol Radio y el noticiero la Red + Noticias.

De acuerdo con este sondeo, el rechazo hacia la destitución de Petro, que fue dictada el 9 de diciembre por el organismo de control de la Procuraduría y cuya ejecución todavía no es efectiva, creció 9 puntos porcentuales con respecto al mes de diciembre, cuando hubo un rechazo del 54 %.

El 30 % de los 308 bogotanos encuestados estaría a favor de la destitución del alcalde, mientras que el 5 % indicó que no sabe o no responde.

La percepción positiva de Petro llegó al 58 %, mientras que el 40 % tiene una imagen desfavorable y el 2 % no sabe o no contesta, una tasa de aceptación mayor que la que tienen otros burgomaestres del país, seguido muy de cerca por el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, con un 57 %.

El alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, logró por su parte un 40 % de respaldos.

En el caso de Petro, los bogotanos aprecian sobre todo su gestión en la creación de empleo con un 55 % y de la prestación de servicios públicos con el 53 %, mientras que los aspectos más cuestionados son la movilidad con el 69 % y la seguridad con el 68 %.

Mientras tanto, en Medellín se valoran los servicios públicos (55 %) y se rechaza el combate al clientelismo (65 %); y los caleños respaldan la educación (44 %) y condenan la gestión de la salud (63 %).

Precisamente, la sanción de la Procuraduría contra Petro aludía a una supuesta mala gestión durante la transición de un modelo de aseo privado a otro mixto en diciembre de 2012 en la que se presentó una descoordinación que llenó Bogotá de basuras por tres días.

La destitución de Petro depende ahora del dictamen del Consejo de Estado, máximo tribunal contencioso-administrativo, como segunda instancia a la impugnación por la Procuraduría de una tutela ciudadana fallada por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tendrá después la última palabra sobre el futuro político de Petro.

De ser mantenido en su cargo al final de ese proceso jurídico y ejecutivo, el mandato de Petro se podrá someter al referendo revocatorio convocado para el próximo 2 de marzo, iniciativa que nació de la recogida de firmas por parte de un congresista oficialista.