• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rajoy admitió equivocación pero se niega a dimitir

Mariano Rajoy, durante su comparecencia en el senado de España / EFE

Mariano Rajoy / EFE

Aseguró que las remuneraciones complementarias en el Partido Popular son legítimas y están incluidas en la contabilidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de España, Mariano Rajoy, dijo que no dimitirá ni convocará elecciones por el escándalo de presunta corrupción en su partido, que achacó exclusivamente al ex tesorero Luis Bárcenas. “No me voy a declarar culpable porque no lo soy”, afirmó durante su comparecencia ante el Parlamento.

Bárcenas, tesorero del Partido Popular entre 1990 y 2009, se halla en prisión provisional por presunto fraude fiscal y aseguró haber llevado durante años una contabilidad oculta, con donaciones de empresarios que habría usado para pagar sobresueldos no declarados a numerosos dirigentes, incluido Rajoy.

“Me equivoqué en mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no la merecía. Me engañó. En el Partido Popular ni se ha llevado ninguna doble contabilidad ni se oculta ningún delito”, declaró el jefe de gobierno.

“¿Se han pagado sueldos? Sí. ¿Se han pagado remuneraciones complementarias por razón del cargo? Sí. Pero se ha pagado por un trabajo, se ha pagado en blanco y se ha incluido en la contabilidad”, subrayó.

Bajo creciente presión desde que su nombre se vio envuelto en el escándalo, Rajoy aceptó romper su silencio sobre Bárcenas después de que éste lo implicara directamente en declararaciones a El Mundo de España.

La publicación de una serie de SMS en los que Rajoy expresaba su apoyo al ex tesorero llevó al Partido Socialista Obrero Español a pedir su dimisión. Una exigencia a la que se sumó buena parte de la oposición.

“Usted está haciendo daño a España. Por eso hoy le pido que se marche”, lanzó ayer el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. “Hágale un favor al país, dimita y convoque elecciones generales”, reclamó el diputado Cayo Lara, de Izquierda Unida.

Rajoy, que llegó al poder en un contexto de grave crisis económica, esgrimió la tímida mejora de la economía para seguir en el cargo. Su preocupación es el impacto que una situación de inestabilidad política podría tener en los mercados.