• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El "balserito" cubano Elián González asistirá a festival juvenil en Ecuador

Elían fue sacado a la fuerza de la residencia donde vivía en el año 2000 | Archivo AFP

Elían fue sacado a la fuerza de la residencia donde vivía en el año 2000 | Archivo AFP

Ese viaje sería su primera salida al extranjero que se conoce públicamente desde el polémico episodio que vivió en 1999 cuando llegó a Estados Unidos como náufrago de un barco de inmigrantes ilegales y luego fue devuelto a la isla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El "balserito" cubano Elián González viajará a Ecuador en diciembre próximo para asistir al XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, informaron medios locales.

Ese viaje sería su primera salida al extranjero que se conoce públicamente desde el polémico episodio que vivió en 1999 cuando llegó a Estados Unidos como náufrago de un barco de inmigrantes ilegales y luego fue devuelto a la isla.

Elián González, que ahora tiene 19 años, asistirá al Festival como invitado de la delegación cubana, tras ser seleccionado en la universidad "Camilo Cienfuegos" de la ciudad occidental de Matanzas, donde actualmente cursa la carrera de ingeniería industrial, según informó la estatal Agencia de Información Nacional.

El joven declaró que la invitación es ante todo "un gran honor, porque no todos los días un joven cubano tiene la oportunidad de representar a su país en un evento de tanta importancia", indicó el reporte.

Asimismo consideró que esta reunión de jóvenes en Ecuador representa "una fiesta", y "un marco esencial para potenciar la unidad de la juventud latinoamericana y mundial en contra del imperialismo".

González era un niño de cinco años en noviembre de 1999 cuando milagrosamente sobrevivió el naufragio de la embarcación de emigrantes ilegales en la que viajaba con su madre, quien murió junto a otras personas cuando intentaban alcanzar las costas de la Florida.

El pequeño flotaba sobre una goma en el mar cuando fue rescatado por dos pescadores estadounidenses, que lo trasladaron a Miami donde fue entregado a unos parientes en una custodia temporal, lo que desató una enconada disputa legal, familiar y política entre los Gobiernos de Cuba y EE.UU. que concluyó con su regreso a la isla junto a su padre en junio de 2000.