• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cadáveres se descomponen en medio del desastre en Filipinas

Una madre sostiene a su bebé en medio del mal tiempo que persiste en la región | EFE

Una madre sostiene a su bebé en medio del mal tiempo que persiste en la región | EFE

El presidente anunció que la nueva cifra estimada de víctimas se ubica en 2.500 fallecidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los cadáveres se descomponen en medio del desastre en Filipinas. El hedor de los cuerpos muertos ahoga la ciudad de Tacloban, donde decenas de miles de supervivientes sufren la carencia de alimentos y agua tras el paso del tifón Haiyan el viernes. Las provisiones están llegando con cuentagotas a las provincias centrales de Samar, Leyte y el norte de Cebú, las más afectadas por el desastre natural, aunque las agencias nacionales e internacionales han empezado a desplegarse en la región.

Las autoridades filipinas han visto su capacidad de ayuda desbordada por la magnitud del desastre. “Básicamente, la única rama del gobierno que está funcionando aquí es el Ejército", dijo el capitán de la Armada filipina Ruben Guinolbay. “No se supone que debamos asumir el papel del gobierno", añadió.  El secretario de Interior, Manuel Roxas, reconoció: “El gobierno de Tacloban fue eliminado por la tormenta”.

Entre los bienes imprescindibles que faltan en Tacloban, están las bolsas para cadáveres. Los vuelos comerciales continúan suspendidos y casi ningún ferry pudo zarpar por la nueva tormenta Zoraida, que llegó el lunes convertida en depresión tropical.

La cifra de muertos que dejó Haiyan está más cerca de 2.500 personas que de la estimación previa de 10.000 fallecidos, dijo el presidente, Benigno Aquino, mientras buques de Estados Unidos y Reino Unido se dirigen a la zona para colaborar en la ayuda.

“10.000 creo que es demasiado”, dijo Aquino en una entrevista con CNN. “Hubo cierto drama emocional involucrado en esa estimación”, agregó. Explicó que los funcionarios que dieron el número inicial habrían estado demasiado cerca de la destrucción como para dar una cifra precisa, aunque no descartó que la estimación de víctimas fatales pudiera aumentar debido a que faltan 29 municipios por inspeccionar.

El  presidente entregó la estimación más baja de fallecidos después de que el portaaviones nuclear USS George Washington zarpara hacia el país portando a unos 5.000 marineros y más de 80 aeronaves para acelerar la ayuda. A él se sumaron cuatro buques de la Armada de Estados Unidos que deberían llegar  entre el jueves o el viernes, informó el Pentágono. 

Ayuda

ONU pide 301 millones de dólares

Naciones Unidas instó a enviar ayuda por valor de 301 millones de dólares a Filipinas, donde centenares de miles de víctimas carecen de acceso a alimentos y agua a causa del tifón Haiyan.

La comunidad internacional ha ofrecido hasta ahora 54 millones de dólares en asistencia de emergencia, informó el Departamento de Asuntos Exteriores de Filipinas. La ayuda incluye dinero, equipos médicos y de rescate, y material de primeros auxilios.

Los aportes provienen de 28 países, organizaciones internacionales y la Unión Europea. El papa Francisco dispuso de una primera donación de 200.000 dólares que será distribuida a las iglesias católicas locales.

La Organización Mundial de la Salud se comprometió a enviar medicinas para cubrir las necesidades básicas de 120.000 personas durante un mes y suministros para 400 intervenciones quirúrgicas.