• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El metro y los autobuses se sumaron hoy a la huelga ferroviaria en Portugal

La triple huelga causó grandes problemas de tránsito en Lisboa en las horas pico y dejó sin la mitad de los servicios de trenes a la ciudad de Oporto y otros núcleos urbanos del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La huelga ferroviaria que vive esta semana Portugal se complicó hoy con un paro del metro de la capital, que estuvo sin servicio durante cuatro horas, y el de una de las mayores compañías de autobuses, que estuvo paralizada toda la jornada.

La triple huelga causó grandes problemas de tránsito en Lisboa en las horas pico y dejó sin la mitad de los servicios de trenes a la ciudad de Oporto y otros núcleos urbanos del país.

Los sindicatos ferroviarios, del metro y de la empresa Rodoviaria, cuyos autobuses dan servicio a unas 400.000 personas de la región de la capital, se declararon en huelga en demanda de mejoras salariales y en protesta por los recortes que sufren en medio de la grave crisis económica de Portugal.

Según la compañía estatal Comboios de Portugal (CP, Trenes de Portugal) la huelga de maquinistas, que empezó el lunes y se prolonga hasta mañana viernes, impidió hoy la circulación de cerca del 70 por ciento de los ferrocarriles lusos, sobre todo en los servicios de cercanías e interurbanos.

Portavoces sindicales consideraron la incidencia de ese paro aún mayor mientras que en el caso del metro de Lisboa aseguraron que la paralización fue total y en el de los autobuses cercana al 75 por ciento.

CP calcula que el conflicto de los maquinistas afecta cada día a más de trescientos mil usuarios de sus servicios.

Los sindicatos ferroviarios han realizado varios paros intermitentes a lo largo de este año por reclamaciones salariales y en protesta por el recorte del 50 por ciento del pago de los festivos, en los que han dejado de prestar servicio.

El Sindicato Nacional de Maquinistas (SMAQ) anunció que mantendrá de forma indefinida su protesta.

En el caso del metro, la huelga, que sigue a otra similar realizada el viernes pasado, interrumpió todas las líneas suburbanas de la capital en las horas de mayor afluencia a sus estaciones.

Además del sector de los transportes, varios gremios, sobre todo de empleados de servicios estatales han protagonizado huelgas y protestas este año en Portugal, inmerso en un duro programa de austeridad para cumplir las condiciones de su rescate financiero en mayo de 2011.

El mes pasado se produjeron también grandes manifestaciones contra la política del primer ministro, Pedro Passos Coelho, y el mayor sindicato del país la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP, comunista) ha convocado una huelga general el próximo 14 de noviembre.

El paro, al que por ahora no se ha sumado el otro gran sindicato luso, la Unión General de Trabajadores (UGT, socialista), será el tercero en protesta por las medidas de austeridad adoptadas por el Ejecutivo conservador luso desde que este llegó al poder en junio del año pasado.