• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Elecciones primarias serán anticipo de las legislativas

La presidenta de Argentina fue la última en llegar a la cumbre

La presidenta Cristina Fernández tendrá difícil lograr modificar la Constitución y así poder presentarse en las elecciones de 2015

Especialistas consideran que resultados pudieran dejar insatisfechos al Gobierno y la oposición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las primarias se han convertido en Argentina más que en un proceso para que cada movimiento político defina a sus candidatos, en un anticipo de lo que sucederá en las elecciones. Por eso, si los resultados de hoy confirman lo que las encuestas anticipan que sucederá, los comicios legislativos del 27 de octubre pudieran dejar insatisfechos tanto al gobierno como a la oposición.

Casi todos los sondeos muestran que en las primarias, el Frente Para La Victoria de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se quedará con poco más de un tercio de los votos aunque ganará la mayoría de los distritos electorales. Las fuerzas opositoras, en tanto, sumarán casi dos tercios de los sufragios porque triunfarán en las principales circunscripciones: Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

Una votación similar en las parlamentarias representaría para el FPV (formado por el Partido Justicialista y sus aliados) una mejora con respecto al resultado de 2009 y un incremento del número de legisladores que tiene en el Congreso, pero no les alcanzaría para lograr la mayoría necesaria para promover una reforma de la Constitución que permita a la mandataria presentarse a la reelección en las presidenciales de 2015.

Para las opciones contrarias al gobierno, obtener casi dos tercios de los sufragios en las legislativas significaría que pueden sacarle provecho al creciente descontento con la gestión de la Presidenta. Sin embargo, la división de esa votación antigubernamental entre diversos movimientos –algunos enfrentados entre sí– impide que se pueda hablar de la oposición como un todo.


Cuestión de interpretación. Para el politólogo Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, con sede en Buenos Aires, el éxito tanto en las primarias como en las legislativas no estará determinado por los resultados sino por la capacidad que muestre cada tendencia política para que su interpretación de los mismos cale en la opinión pública.

“El FPV será la fuerza más votada con cerca de 35% de los votos en el ámbito nacional. Eso implica 19 puntos menos que en la presidencial de 2011. Pero, al mismo tiempo, ningún otro movimiento político superará 15% dada la desarticulación de la oposición. El kirchnerismo pondrá énfasis en mostrar esta diferencia, para dejar en segundo plano la primera”, explica Fraga.

“Los movimientos contrarios al gobierno buscarán mostrar que dos de cada tres votos no son para el oficialismo y que éste ha tenido un fuerte retroceso con respecto a 2011. Ambas argumentaciones son reales y concretas, pero no ocultan las fuertes falencias que ha mostrado la oposición para transformarse en una alternativa de poder en sintonía con el giro que ha dado el electorado”, agrega.

Leandro Rodríguez Medina, politólogo argentino que trabaja como profesor asociado en la Universidad de las Américas de Puebla (México), también cree que la interpretación que cada grupo haga del resultado será clave. “Sacar más votos y obtener más diputados puede no ser una victoria para el oficialismo si el objetivo principal es lograr la mayoría necesaria para reformar la Constitución y aprobar la reelección”.

“La oposición resaltará que ganará en distritos electorales muy importantes, pero serán triunfos de grupos distintos: el PRO de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires, el Frente Renovador de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires, el peronismo disidente de José Manuel de la Sota en Córdoba, la Unión Cívica Radical de Julio Cobos en Mendoza y el Partido Socialista en Santa Fe”.


¿Fin de una era? Más allá de las interpretaciones, los resultados esperados en las elecciones legislativas tendrán una consecuencia directa: impedir que la propuesta de que haya más de una reelección sea aprobada. Los analistas insisten, no obstante, en que eso no significa que la oposición se vaya a imponer en las próximas presidenciales ni que el peronismo vaya a salir del poder en Argentina.

“La imposibilidad de que Cristina Fernández de Kirchner sea reelegida obligará a una transición, que en el peronismo suelen ser brutales y afectar la gobernabilidad. Pero la idea de un fin de ciclo no me queda clara. La manera en que el FPV hizo campaña ha sido exitosa y, sea quien sea el candidato para 2015, creo que el oficialismo tiene mucho chance”, señala Rodríguez Medina.

El profesor de la Udlap agrega que las posibilidades de la oposición dependen de una unión que parece imposible. “Es muy complejo que puedan aglutinarse porque son muy distintos e, incluso si lo hacen, la alianza sería vista con más miedo que expectativa. Los argentinos aún tienen fresco el recuerdo de la coalición que se formó en 1999 para derrotar al peronismo y luego tuvo problemas para gobernar”.

Fraga considera que el resultado de las legislativas en la provincia de Buenos Aires, que reúne a 30% de los electores, influirá en la carrera para las presidenciales. “Si Massa gana perderá fuerza el argumento oficialista de que supera por 15 ó 20 puntos al partido siguiente, pero si triunfa Martín Insaurralde la tesis opositora de que tiene 2 de cada 3 votos reducirá su efecto político”.

Agrega que una victoria en las legislativas le permitirá a Massa seguir presentándose como el único capaz de ganarle al oficialismo, pero que una derrota, además de debilitar sus posibilidades de ser el aspirante opositor en 2015, beneficiará al ex vicepresidente y actual gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli, que tendrá más argumentos para reclamar para sí la candidatura del peronismo.


Renovación parcial. En las elecciones legislativas del 27 de octubre se renovarán 127 escaños de la Cámara de Diputados y 24 del Senado. Aunque las primarias de hoy deberían servir para definir a los aspirantes de cada partido para esos comicios, en realidad sólo algunos grupos elegirán entre diversas listas de precandidatos. La mayoría presentará postulantes únicos.