• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Kirchner insistirá en receta de intervención económica

La presidente Cristina Fernández de Kirchner toma juramento al nuevo ministro de Economía, Axel Kicillof

La presidente Cristina Fernández de Kirchner toma juramento al nuevo ministro de Economía, Axel Kicillof

Jorge Capitanich, que juró como jefe del gabinete, descartó cambios en las políticas del gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los nuevos integrantes del gabinete ejecutivo de Argentina ratificaron que mantendrán la política de intervención en la economía, incluido el mercado cambiario, durante la última etapa del gobierno de la presidente Cristina Fernández de Kirchner, que finaliza en 2015.

“Hay muchos argentinos que necesitan al Estado. Los intereses corporativos lo que pretenden es defender sus propios intereses y el Estado tiene que tener capacidad regulatoria”, justificó el jefe de gabinete, Jorge Capitanich, que juró en su cargo junto al ministro de Economía, Axel Kicillof.

El gobierno echó por tierra con cualquier especulación acerca de cambios en su política económica como resultado de la derrota en las elecciones legislativas del 27 de octubre, donde el oficialismo perdió en los principales distritos aunque retuvo la mayoría en el Congreso.

“El kirchnerismo redobla la apuesta. Kicillof concentra la gestión económica y Capitanich la política, buscando darse a conocer desde el cargo para ser presidenciable”, dijo el analista político Rosendo Fraga, director del centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.

Capitanich dijo que el gobierno seguirá interviniendo en el mercado de divisas. Las reservas del Banco Central están al borde de perforar el piso de 32 millardos de dólares, lejos del récord de 52 millardos en 2010, en parte por los esfuerzos para sostener el tipo de cambio oficial, que ronda los 6 pesos por dólar.

Las restricciones para la compra de dólares hicieron florecer un mercado paralelo donde el dólar cotiza casi a 10 pesos. Kicillof sostuvo que, pese a la caída, las reservas tienen un nivel consistente y rechazó la creación de diferentes tipos de cambio que coexistan, al asegurar que hay otros instrumentos para frenar el drenaje de divisas.

El ministro prometió trabajar en la consistencia de los precios sin generar problemas para el bolsillo del consumidor y fomentando la industria nacional. “Necesitamos buen poder adquisitivo, que la gente siga consumiendo, con un mercado interno sólido y producción que responda a eso”, dijo.

Capitanich agregó que el gobierno buscará acuerdos de precios con sectores productivos garantizando rentabilidad a los empresarios. Argentina registra una inflación anualizada de 10,5%, según las cuestionadas cifras oficiales. Las firmas privadas ubican el alza de precios en 27%, la segunda más alta de América Latina detrás de Venezuela.