• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La arepa es la nueva bandera venezolana en el exterior

El profesor José Rafael Lovera, historiador y gastrónomo venezolano/ Foto; Lisbeth Chourio

El profesor José Rafael Lovera, historiador y gastrónomo venezolano/ Foto; Lisbeth Chourio

El profesor José Rafael Lovera, historiador y gastrónomo venezolano, en su visita a Madrid y enfatizó que la arepa ha sido y sigue siendo el pan de los venezolanos. En cuanto la hallaca hay dudas de si es venezolana o de Veracruz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hablar de Venezuela en el exterior ahora es sinónimo de arepa, y es que este plato, bandera en todas las mesas de los venezolanos, se ha convertido en una referencia a nivel mundial debido a que quienes han tomado la decisión de salir del país en busca de un mejor futuro, la han dado a conocer entre sus nuevos amigos y otros que han emprendido en el mundo gastronómico,la ofrecen el como plato estrella.

El historiador y gastrónomo, especializado en cultura de la alimentación y gastronomía venezolana y latinoamericana, profesor José Rafael Lovera, estuvo de visita en Madrid recientemente y ofreció un conversatorio en el que hizo un recorrido por la historia de la gastronomía venezolana, poniendo énfasis en la arepa y la hallaca, ambas íconos de la cocina venezolana.

La arepa ha sido y sigue siendo el pan de los venezolanos: “Desde el siglo XVI en adelante está documentada la arepa, por cronistas que han escrito acerca de Venezuela y su gastronomía, y su origen se le relaciona a los indios Cumanagotos” quienes habitaban el actual estado Anzoátegui, específicamente en Cumaná. Pero la arepa que conocemos hoy en día se queda pequeña comparada con la que se hacía en la época antes de la conquista “la arepa pesaba unos 300 gramos, las mujeres le daban ese "arepón" a los campesinos para que se fueran a trabajar y comérselas mientras descansaban durante su jornada laboral”.

La cultura de la arepa se expandió hasta las comunidades de los indios Timotocuicas y otras más, pero con la llegada de los españoles a tierras venezolanas, estos tenían la idea de comer el pan de trigo al que estaban acostumbrados y “tanto en Trujillo como en las faldas del Ávila, en Caracas, construyeron molinos de trigo,  por el afán de reproducir sus paisajes; a raíz de esto  Venezuela llegó a ser exportador de trigo para las Antillas y Cartagena. Eran los indios quienes molían el trigo y le pagaban a ellos con un saquito de harina de trigo y con ella los nativos hacían arepa de trigo, de ahí esta otra versión” refiere el también fundador de la Academia Venezolana de Gastronomía y del Centro de Estudios Gastronómicos Cega.

Colombia, España y Estados Unidos también tienen arepa

Muchas discusiones se han suscitado en relación al origen de la arepa, algunos defienden que nació en Colombia, y aunque en el vecino país también hay testimonios que indican que se preparaba en zonas calientes hacia el siglo XVI, el profesor Lovera señala que “no ha tenido la importancia ni la difusión que ha tenido en Venezuela; no solo es necesario que exista, sino que se convierta en el pan nacional. Los cronistas coloniales que hablaban de Venezuela hacían referencia a la arepa” a diferencia de los que se referían a Colombia, sin embargo fuimos un solo país constituido como La Gran Colombia.

Más arriba del mapa enEstados Unidos, también existió una especie de arepa que no guarda relación con las de Venezuela y Colombia. “Los esclavos de las plantaciones azúcar del sur -de este país norteamericano- recibían maíz y hacían una masa; en sus momentos de descanso, clavaban las planchas de hierro con las que trabajaban y las ponían sobre las hogueras, creando así una especie de budare, donde colocaban unas bolitas de masa de maíz y las llamaban hoecake” pero si hoy día buscamos esa receta más bien guarda relación con la cachapa.

Durante el coloquio, el historiador y gastrónomo también hizo referencia a una arepa vasca que se realizaba en la zona de Guipúzcoa durante el siglo XVIII, “se hablaba de un pan llamado artopillak hecho a base de harina de maíz y se cocinaba bajo las cenizas, pero se consumió hasta finales de los años 50”.

Los venezolanos tenemos una fuerte relación con la arepa más allá de la gastronomía“la arepa es un pan que se abre para recibir y así somos y nos diferenciamos del resto de los pueblos latinoamericanos; somos los más abiertos, los que aceptamos más las cosas, así como la arepa, que la rellenamos con los más versátiles ingredientes”.

La hallaca podría ser de Veracruz

La hallaca nos transporta a la mesa navideña venezolana, en la que acompañamos esta suculenta masa de harina de maíz rellena un guiso de carne de res, de cerdo, gallina, pasas y alcaparras, con otros platos como el pan de jamón y la ensalada de gallina.

Pero la receta del tamal veracruzano tiene una similitud casi calcada a la de la hallaca. Empecemos por decir que el tamal es una categoría culinaria que designa a todo pastel de maíz relleno, y no es solo un plato mexicano, por lo que la hallaca pertenece a este género de la cocina.

“En Veracruz entraba y salía mucha mercancía en la época de la colonia y el más intenso de Venezuela en esta época fue con el Virreinato de México y cuando se comercializaba el cacao. Las embarcaciones salían de la Guaira, Puerto Cabello y Maracaibo hacia Veracruz, con una frecuencia mensual, de manera que había un ir y venir constante, y en esas conversaciones entre mexicanos y venezolanos,lógicamente hubo un intercambio cultural, pero historiador no me atrevo a pronunciar sin documentos, para afirmar si la hallaca es un plato que trasladó de Venezuela a Veracruz o viceversa”.