• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La troika aprueba a Portugal y le concede más tiempo para aplicar sus ajustes

El ministro de Finanzas luso, Vítor Gaspar se mostró satisfecho por la decisión de los organismos internacionales de flexibilizar sus objetivos de reducción del déficit y alargar en un año el plazo para llevar a cabo una reforma del Estado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El esfuerzo de Portugal para equilibrar sus cuentas públicas volvió a recibir el visto bueno de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aceptaron concederle más tiempo para aplicar sus ajustes por el deterioro de las condiciones externas.

Así lo anunció hoy en Lisboa el ministro de Finanzas luso, Vítor Gaspar, quien se mostró satisfecho por la decisión de los organismos internacionales de flexibilizar sus objetivos de reducción del déficit -todavía pendiente de aprobación oficial en el Eurogrupo y el Ecofin- y alargar en un año el plazo para llevar a cabo una reforma del Estado que permitirá ahorrar 4.000 millones de euros.

La aprobación de la llamada troika -Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y FMI- permitirá a Portugal recibir un nuevo tramo del rescate por valor de 2.000 millones de euros, con lo que ya ha ingresado casi el 90 % del total del préstamo que le fue concedido en mayo de 2011.

Según informó Gaspar, las metas de reducción del déficit público para Portugal pasarán a ser del 5,5 % del Producto Interior Bruto (PIB) para 2013 -un punto más que antes-, 4 % para 2014 -punto y medio superior al anterior objetivo- y 2,5 % para 2015.

Estas cifras suponen que el país dispondrá de un año más para colocar su déficit público por debajo del 3 %, un propósito marcado inicialmente para 2014.

La troika admitió, asimismo, la propuesta del Gobierno conservador luso de acometer la reforma del Estado luso en tres años (2013, 2014 y 2015) y no en dos como estaba previsto inicialmente, lo que en la práctica concederá al país un año más para cortar 4.000 millones de euros.

Esta reforma estatal ha monopolizado durante los últimos meses el debate político en Portugal, ya que el Gobierno luso estudia ya en qué áreas puede lograr estos ahorros con ajustes en servicios sociales como la Sanidad o la Educación, tal y como le aconsejó el FMI en un informe divulgado en enero.

Dentro de esta estrategia, para 2013 el objetivo será conseguir un ahorro adicional -es decir, no incluido en las medidas contempladas en los Presupuestos- de 500 millones de euros, que parcialmente prevé lograrse con un programa de "rescisiones por mutuo acuerdo" en la función pública.

El ministro de Finanzas luso reconoció que esta séptima inspección de la troika a Portugal fue la más delicada de todas las efectuadas hasta ahora, debido a que "el deterioro de las perspectivas macroeconómicas exigieron un análisis" de las medidas de austeridad previstas para el país.

"Había que considerar el coste económico y social que tiene este ajuste presupuestario en un contexto de empeoramiento de la coyuntura internacional", precisó Gaspar, quien defendió que en ocasiones "hacen falta cambios" para garantizar que los recortes no perjudiquen la estabilidad social.

El titular de Finanzas atribuyó esta flexibilización de las condiciones exigidas por la troika a los "esfuerzos" realizados por Portugal para equilibrar sus cuentas públicas pese a las adversidades.

"En los anteriores seis exámenes de la UE y el FMI, Portugal tenía en marcha el 92 % de las medidas previstas en su programa de ajuste", recalcó Gaspar.