• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

19 años de condena a ex presidente de Odebrecht por corrupción

La oposición pidió investigar a la presidente Dilma Rousseff por utilizar bienes del Estado para viajar a la casa de Lula a expresarle su apoyo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El empresario Marcelo Odebrecht, ex presidente de la constructora Odebrecht, fue condenado ayer a 19 años y 4 meses de prisión por el escándalo de corrupción de Petrobras al que está vinculado.

El ejecutivo, que en diciembre pasado renunció a la Dirección de Administración de las compañías del grupo, recibió la sentencia del juez federal Sergio Moro por los delitos de corrupción pasiva, lavado de dinero y asociación para delinquir. Se prevé que la defensa recurra la decisión.

La sentencia de Moro especificó que uno de los sobornos realizados por Odebrecht fue entregar entre marzo de 2010 y agosto de 2011 al menos 4,4 millones de dólares y 1,9 millones de francos suizos (casi 1,92 millones de dólares) a directivos de la petrolera. Odebrecht y otras constructoras del país son investigadas por sobrevaloración de contratos con Petrobras y por sobornos que fueron repartidos entre empresarios, altos cargos y políticos próximos al gobierno.

Más investigaciones. El opositor partido Demócratas pidió investigar a la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, por utilizar vehículos oficiales para viajar a la casa del ex presidente, Luiz Inacio Lula da Silva en Sao Paulo, con el objetivo de expresarle su apoyo. Para los opositores, la mandataria incurrió en un delito de “improbidad administrativa”.

“Está claro que ella realmente abusó de sus prerrogativas. Teniendo constancia del crimen de improbidad, encaminaremos a la Cámara de los Diputados una denuncia por crimen de responsabilidad, tal y como está establecido en la Constitución brasileña”, informó Ronaldo Caiado, líder del partido Demócratas en el Senado.

Caiado criticó a Rousseff por visitar a Lula en su condición de jefe del Estado, luego de que el ex mandatario declaró “vejatorias” contra la Justicia brasileña y atacara a la oposición, a la Policía Federal y a algunos medios de comunicación locales.

Entretanto, el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, investigado por su supuesta participación en la red de corrupción descubierta en la estatal Petrobras, solicitó ayer la suspensión de un proceso interno que apunta a su destitución, luego de que el Consejo de Ética decidió avanzar en el juicio en su contra la semana pasada.