• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

A 71 años del desembarco de Normandía

La provincia del noroeste de Francia se convirtió en bandera de los aliados y en la soga de los nazis  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Algunos expertos consideran que la derrota del Tercer Reich comenzó en Normandía, hace 71 años. El 6 de junio de 1944 en la noche, la provincia del noroeste de Francia se convirtió en bandera de los aliados y en la soga de los nazis.

Además de ser la mayor operación anfibia de la historia, la batalla adquirió gran importancia por ser el resultado de la alianza entre Iósif Stalin, presidente del Consejo de Ministros de la Unión Soviética; Winston Churchill, primer ministro del Reino Unido; y Franklin Roosevelt, presidente de Estados Unidos. Entre los acuerdos alcanzados destacaba la apertura de un segundo frente en Europa, que debía añadirse al ya existente en Italia y al frente oriental, contra la Wehrmacht, fuerzas armadas de la Alemania nazi.

En un principio, los organizadores de la operación pensaron que no funcionaría, pero el resultado fue el fin de la ocupación francesa, y posteriormente la victoria en Europa y el final de la Segunda Guerra Mundial. A pesar del éxito de la batalla, Normandía aún está marcada por la huella de la guerra y actualmente la fecha es un recordatorio de todas las bajas sufridas.

El avance de los aliados

Durante dos largos años la operación significó para los aliados minuciosas y secretas preparaciones. Un tiempo de nervios, tensiones e incertidumbres, experimentación, confidencialidad y planes de engaño de amplio alcance que se verían materializados el 5 de junio, fecha prevista para la invasión, así lo describe el archivo del diario ABC de España. Pero el mal tiempo impidió el despliegue de las tropas. Al día siguiente, el llamado Día D, aproximadamente 175.000 soldados, 50.000 vehículos, más de 5.000 buques y 15.000 aviones llegaron a las playas de Utah, Omaha, Gold, Juno y Sword en 24 horas, dirigidos por el general Dwight Eisenhower, conocido como el comandante supremo de las tropas de los aliados en el frente occidental.

Ni el batallón de 50.000 soldados alemanes ni la serie de fortificaciones que construyeron a lo largo de la costa (el Muro del Atlántico) fueron suficientes para detener a los aliados, cuyo objetivo era invadir Europa Occidental.

Aunque algunos historiadores afirman que el Ejército alemán estaba mejor preparado y que fue muy superior al de los aliados, los soldados no se esperaban la sorpresa que les venía. El general Erwin Rommel, el más famoso mariscal de campo alemán conocido como el Zorro del Desierto y  encargado de contener la previsible invasión aliada, dio por hecho que la operación se llevaría a cabo más al noreste por el Paso de Calais. Cuando los aliados empezaron con la avanzada, muchos creyeron que era el señuelo para un desembarco en Calais, que nunca llegó. Los tanques Panzer y Tigres fueron enviados, aunque infructuosamente, para evitar la caída de la zona.

Mea culpa

De acuerdo con el archivo de ABC, antes de la operación el general Eisenhower ya tenía preparado un discurso para anunciar que la batalla “para salvar al mundo había fracasado”. A pesar de la desesperanza, la también llamada Operación Overlord funcionó y las tropas aliadas pudieron avanzar en los meses siguientes.

Aunque en el Día D murieron más de 100.000 personas, 25.000 de ellas civiles, y muchas ciudades quedaron totalmente devastadas como Caen, Lisieux, Coutances, Saint-Lô y Vire, hoy es un motivo para celebrar la paz y la libertad ante el régimen totalitario de la maquinaria nazi.

En Normandía y en el resto de Europa recuerdan el día con actos conmemorativos y eventos para rendir homenaje a los combatientes con ceremonias festivas.

Los normandos rememoran cada año el acontecimiento que cambió sus vidas y reviven los ochenta días que duró la batalla. A las playas aún asisten los hoy octogenarios y nonagenarios veteranos, para recordar, algunos con lágrimas, el horror de la guerra que tuvieron que enfrentar cuando aún eran muy jóvenes.