• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Claman por anciano sentenciado a 360 latigazos por llevar vino en su carro

El primer ministro británico, David Cameron / EFE

El primer ministro británico, David Cameron / EFE

La familia del condenado indicó que las autoridades habían dicho que el hombre no sería azotado debido a su avanzada edad y a su delicado estado de salud

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, escribió este martes al Gobierno de Arabia Saudí para interceder por un pensionado británico, de 74 años, sentenciado a recibir 360 latigazos por ser detenido con vino en su vehículo.

El jubilado Karl Andree lleva encarcelado en el país del Golfo más de un año, después de que la policía religiosa de saudí lo detuviera en agosto de 2014 transportando vino casero en el maletero de su carro, pues en este lugar el alcohol está prohibido por la ley.

Andree, que ha vivido 25 años en ese país y conocía la legislación, fue sentenciado a un año de prisión, una pena que está a punto de concluir y a recibir 360 latigazos.

La familia del hombre indicó que se les había “hecho creer" que Andree sería eximido de ser azotado debido a su avanzada edad y a su delicado estado de salud.

"Se trata de un caso extremadamente preocupante. Hemos proporcionado ayuda consular al señor Andree y a su familia desde el momento de su detención y hemos abordado el caso en repetidas ocasiones en las últimas semanas", señaló una portavoz oficial del Ejecutivo de Cameron. "Dadas las continuas preocupaciones y el hecho de que nos gustaría ver más progresos, el primer ministro ha escrito a los saudíes para abordar de nuevo este caso, tras las medidas llevadas a cabo por el Foreign Office", agregó la fuente en alusión a los esfuerzos del Ministerio británico de Exteriores para lograr la liberación de Andree.

En la misiva, dirigida al Gobierno saudí, el primer ministro subraya algunas de las preocupaciones que rodean el caso, según desveló la portavoz de Downing Street.

La hija del británico, Kirsten Piroth, aseguró que su padre había superado varios cánceres y que no creía que éste pudiera resistir los latigazos.

"Es un anciano, tiene 74 años, ha sobrevivido a tres tipos de cáncer con tratamientos muy fuertes, es asmático, tiene gota, no está muy bien", concluyó su hija.