• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La alegría por el bebé real se extiende a la espera de su primera foto

El nacimiento del bebé real acaparó la prensa británica | AFP

El nacimiento del bebé real acaparó la prensa británica | AFP

La imagen del recién nacido y su nombre son los principales temas de conversación en los medios británicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La alegría británica por el nacimiento del príncipe de Cambridge se extiende hoy por el Reino Unido a la espera de conocer al primogénito de Guillermo y Catalina, cuya primera foto será tomada a la salida del hospital.

La imagen del recién nacido y su nombre son los principales temas de conversación en los medios británicos tras el nacimiento del llamado "bebé real" en el hospital St.Mary, en Londres.

El niño, que recibirá el tratamiento de Alteza Real Príncipe de Cambridge, nació ayer a las 15.24 GMT, y pesó 3,800 kilos tras un parto de más de diez horas que se desarrolló con normalidad en el día más caluroso del año en el Reino Unido.

Desde que se produjera el anuncio oficial, la televisión pública británica BBC mantiene sin interrupción una programación especial en directo con conexiones en el palacio de Buckingham, el hospital de St.Mary e incluso el pueblo natal de Catalina, Buckleburry, situado en el condado de Berkshire, a las afueras de Londres.

La llegada del tercer bisnieto de Isabel II ha centrado las portadas de los periódicos del país, que sufrieron casi hasta la hora de cierre para poder llevar a primera página la noticia.

Sin fotos del bebé, algunos diarios como "The Times" o el sensacionalista "The Daily Mirror" destacan retratos oficiales de Guillermo y Catalina, mientras que otros muestran el anuncio oficial colgado en el patio de Buckingham, que se mantendrá hasta las 19.00 GMT de hoy.

Se desconoce cuándo abandonarán los padres el hospital o si recibirán visitas antes de que ello ocurra, por lo que la expectación continúa siendo máxima frente a St. Mary, donde hay numerosos fotógrafos y cámaras.

Los duques de Cambridge tendrán, sin embargo, que cumplir una formalidad, inscribir a su hijo en el registro civil de Westminster, un requisito que deberá cumplir en persona al menos uno de los dos en los próximos días.

Mientras, las celebraciones por el nacimiento se suceden en Londres, donde las principales fuentes de la ciudad permanecerán varias noche iluminadas de azul en honor al varón y se dispararán 62 cañonazos en la Torre de Londres, a orillas del río Támesis.