• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Elecciones en EE UU ponen en juego gobernaciones y alcaldías

El candidato demócrata a la alcaldía de Nueva York, Bill de Blasio, cuenta con el apoyo de los líderes hispanos de la ciudad | Reuters

El candidato demócrata a la alcaldía de Nueva York, Bill de Blasio, cuenta con el apoyo de los líderes hispanos de la ciudad | Reuters

11 condados rurales descontentos solicitan a los votantes que aprueben separarse del estado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los votantes de Estados Unidos expresaron ayer su punto de vista sobre un par de contiendas por gobernaciones, varias alcaldías y diversos asuntos locales.

Estaban en juego las gobernaciones de Virginia y Nueva Jersey, así como si hay que gastar más de 217 millones de dólares para darle nueva vida al estadio de béisbol Astrodome clausurado en Houston.

Desde iniciativas en las boletas electorales hasta contiendas por alcaldías, estos comicios, en un año sin elecciones de gran calado, prácticamente no arrojarán luz sobre cuál es la opinión pública estadounidense acerca de los dos mayores debates nacionales de la actualidad: el gasto público y los seguros médicos. Esos tendrán que ser examinados en las elecciones de mitad de período presidencial, a efectuarse a fines del año próximo.

Se disputaban alcaldías en grandes ciudades como Atlanta, Boston, Detroit, Minneapolis,  Seattle y Nueva York, donde el alcalde independiente Michael Bloomberg ha ejercido durante los últimos 12 años el puesto que ahora se disputan el demócrata Bill de Blasio y el republicano Joe Lhota.

En las boletas del estado de Washington se encontraba un asunto que se ha convertido en una lucha entre la transparencia y las mayores productoras de alimentos del mundo: los votantes decidirán si dichos productores tendrán que indicar en las etiquetas si los alimentos están modificados genéticamente.

En Colorado, los electores decidirán si se le aplicará un impuesto del 25% a la marihuana y si lo que se recaude se dedicará a regular la droga recién legalizada y a la construcción de escuelas.

En el extremo opuesto del espectro ideológico, los electores en 11 condados rurales descontentos con la legalización de la marihuana y las uniones entre parejas del mismo sexo autorizadas por los demócratas les están solicitando a los votantes que aprueben separarse del estado.

Es una propuesta que tiene pocas posibilidades de prosperar, pero que indica la profunda división que existe entre el sector conservador en el norte y el este de Colorado, los suburbios del área de Denver  y los pueblos turísticos, ambos de tendencias liberales.