• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Al Qaeda se responsabilizó por ataques contra chiítas

La filial iraquí del grupo dijo que atentados fueron en represalia por la ejecución de prisioneros sunitas por parte del Gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La rama de Al Qaeda en Irak se responsabilizó de una oleada de atentados donde murieron 82 personas, la mayoría en zonas chiítas de Bagdad, en represalia por la ejecución de 17 prisioneros sunitas –16 de ellos condenados por cargos de terrorismo–por parte del Gobierno.

En una declaración publicada en su página de Internet, el Estado Islámico de Irak y el Levante, filial de Al Qaeda, asumió la responsabilidad por los mortíferos ataques de principios de esta semana y advirtió sobre más acciones. “Vengaremos la sangre de nuestros hermanos”, amenazó.

La autenticidad del mensaje no pudo ser confirmada de forma independiente pero fue colocado en un sitio utilizado por los yihadistas y su estilo fue consistente con declaraciones anteriores de Al Qaeda.

Más de 4.000 personas han muerto en ataques violentos en Irak desde abril, cuando el ritmo de las matanzas se aceleró hasta niveles no vistos desde 2008. La situación ha empeorado las relaciones entre la minoría sunita y el gobierno de mayoría chiíta.

Al Qaeda confía en aprovechar la indignación de los sunitas más moderados, que empezaron a manifestarse en diciembre contra el gobierno por lo que consideran un tratamiento discriminatorio.


Más ataques. La ola de violencia continuó ayer. Por lo menos 13 personas murieron, en su mayoría niños, por la explosión de 2 bombas en la localidad de Tuz Khurmatu, que está situada al norte del país, en una zona reivindicada por la provincia autónoma del Kurdistán y por el gobierno federal.

Los atentados tuvieron lugar en una ruta de entrada a la localidad. La segunda bomba estalló cuando los habitantes se acercaban al lugar de la primera explosión, según el alcalde Shalal Abdul y un coronel de policía. Las explosiones también provocaron 18 heridos.

En Mosul, también al norte de Irak, cuatro soldados murieron en dos incidentes diferentes con explosivos, según el teniente Munaf al Juburi y una fuente médica. En Bagdad, un pistolero mató a tiros a dos feligreses sunitas e hirió a dos más cuando se dirigían a una mezquita en el vecindario de Adel.

Los ataques a mezquitas sunitas han aumentado en los últimos meses, lo que plantea el temor de que grupos armados chiítas estén empezando a lanzar ataques de represalia. La mayor parte de la violencia en los últimos años ha sido obra de extremistas sunitas.