• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama pide resistir a histeria del ébola

El presidente Obama instó a la población a confiar en las autoridades sanitarias / EFE

El presidente Obama instó a la población a confiar en las autoridades sanitarias / EFE

El presidente de Estados Unidos descartó que haya un brote de la enfermedad en el país, pero admitió que es posible que surjan más casos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó a no ceder ante la histeria o el miedo frente a la creciente crisis del ébola, mientras que la Organización de Naciones Unidas considera alentadora la respuesta a su petición de fondos.

“Es una enfermedad seria, pero no podemos ceder ante la histeria o el miedo, porque eso solo hace que sea más difícil para la gente conseguir la información exacta que necesita. Tenemos que guiarnos por la ciencia”, dijo Obama en su alocución semanal.

El brote del virus en África occidental, el peor desde que se descubrió en 1976, ha matado a 4.500 personas y contagiado a 9.200, principalmente en Guinea, Liberia y Sierra Leona, según la Organización Mundial de la Salud.

Obama subrayó que Estados Unidos, donde un hombre liberiano murió de ébola el 8 de octubre y dos enfermeras que lo trataron se contagiaron, no enfrenta una epidemia. Admitió que es posible que surjan más casos aislados, pero recalcó que el país está preparado.

El llamado fue hecho un día después de que el Banco Mundial advirtió que se está perdiendo la batalla contra el virus y de que el mandatario designó a un coordinador de las acciones de Washington para contener la enfermedad e intentar frenar la psicosis que empieza a reinar en algunos países occidentales.

En camino. Aunque el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se quejó el viernes de la lentitud para conseguir el dinero necesario para combatir el ébola, el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, Jens Laerke, matizó que reciben recursos a diario.

La ONU solicitó hace un mes 998 millones de dólares para ayudar a los países africanos más afectados por la epidemia. Hasta ahora ha recibido 386 millones y hay 226 millones en camino.

“Ha sido alentador ver la velocidad con la que estos montos se han comprometido. Para ser honesto, no recuerdo durante mi tiempo en este despacho que hayamos tenido tal respuesta en un mes a una solicitud de 1.000 millones”, afirmó Laerke.

Subrayó, sin embargo, que la necesidad de recursos continúa. “Nadie está sonriendo en esta crisis; entonces no voy a salir a aplaudir y decir que todo está bien, porque no lo está”, dijo.

El fondo especial para hacer frente a las situaciones de emergencia solo dispone de 100.000 dólares de los 20 millones previstos.