• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

800.000 trabajadores federales vuelven a sus trabajos

Los monumentos en todo el territorio estadounidense empezaron a recibir a turistas | Reuters

Los monumentos en todo el territorio estadounidense empezaron a recibir a turistas | Reuters

A poco más de hora y media de que se cumpliera la fecha límite, Estados Unidos evitó que el país entrara en un cese de pagos.  El presidente, Barack Obama

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los empleados federales estadounidenses han regresado a sus puestos de trabajo tras el acuerdo alcanzado en el Congreso para reabrir la administración de Estados Unidos y elevar el techo de la deuda.

El vicepresidente, Joe Biden, visitó la Agencia de Protección Ambiental para saludar a los funcionarios que desde el 1 de octubre habían sido suspendidos temporalmente de empleo y sueldo. La directora de la Oficina de Administración y Presupuesto, Sylvia Mathews Burwell, expuso en un comunicado que en los próximos días trabajarán conjuntamente con los departamentos y agencias para completar la transición a un estatus completamente operativo de manera pausada.

A poco más de hora y media de que se cumpliera la fecha límite, Estados Unidos evitó que el país entrara en un cese de pagos.  El presidente, Barack Obama, firmó la ley para elevar el límite de la deuda hasta el 7 de febrero y extender los fondos del gobierno hasta el 15 de enero.

La norma surgió por un acuerdo entre los líderes del Senado, instancia donde fue aprobada con 81 votos a favor y 17 en contra. La Cámara de Representantes corroboró luego el pacto con 285 votos a favor y 144 en contra. La Casa Blanca ha conseguido, además, que no se retrase en un año la entrada en vigor del Obamacare.

Tras el desenlace de la noche del miércoles que supuso un fracaso de las posiciones del Partido Republicano en la Cámara de Representantes, el senador Harry Reid, principal negociador  para el  partido demócrata, aceptó que fue muy difícil llegar a un consenso. "Este compromiso va a otorgar a nuestra economía la estabilidad que necesita de manera desesperada", agregó.

El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, quien se vio obligado a contrarrestar en el Senado la estrategia de sus compañeros de la Cámara, declaró que se consiguió recortar el gasto, cosa que pretendía el Partido Republicano.

Daño innecesario. A pesar del acuerdo, el presidente criticó la situación: "Los estadounidenses están completamente hastiados de Washington", dijo. Agregó que los eventos en las últimas dos semanas habían causado un daño completamente innecesario a la economía de Estados Unidos. Instó a que se sostengan conversaciones en el Congreso sobre presupuesto, inmigración y legislación agrícola.

"Ahora todos necesitamos dejar de concentrarnos en los lobbistas y blogueros que se benefician con el conflicto, para concentrarnos en lo que la mayoría de los estadounidenses nos enviaron aquí a hacer", concluyó Obama.