• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Zillur Rahmán, un veterano defensor de las libertades de Bangladesh

Zillur Rahman / AP

Zillur Rahman / AP

El ex presidente bangladeshí había enviudado en 2004, cuando su esposa Ivey perdió la vida en un ataque con granadas perpetrado por insurgentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Histórico dirigente de la gobernante Liga Awami, el presidente de Bangladesh, Zillur Rahmán, que murió hoy a los 84 años, luchó buena parte de su vida en defensa de la lengua bengalí, contra las dictaduras militares y por la independencia de su país.

Nacido el 9 de marzo de 1929 en el distrito de Kishoreganj (en el centro del actual Bangladesh), Rahmán falleció en un hospital de Singapur donde había sido ingresado días atrás aquejado de problemas respiratorios y renales.

El veterano político se había aupado en 2009 al puesto ceremonial de la jefatura del Estado bangladeshí sin tener que hacer frente a candidaturas opositoras después de que su partido se impusiera con claridad en las elecciones celebradas a finales del año anterior.

En declaraciones a la prensa, la primera ministra bangladeshí, Sheikh Hasina, calificó hoy de "triste pérdida" la muerte de una persona que durante muchos años estuvo considerada su mano derecha y "número dos" de la Liga Awami.

Rahmán era licenciado en Historia y Derecho por la Universidad de Dacca y desempeñó un papel destacado en diversos movimientos populares en defensa de las libertades desde mediados del siglo XX.

En la década de 1950, cuando el actual Bangladesh era el ala oriental de un Pakistán recién independizado del Imperio Británico, Rahmán defendió el uso del bengalí frente a la imposición del urdu como lengua oficial por parte de las autoridades paquistaníes.

Ello le valió la anulación de sus títulos universitarios, lo que no impidió que en la década siguiente tomara parte en protestas contra el régimen militar que ocupó el poder en Pakistán.

Más tarde, también se involucró en revueltas sociales que desembocaron en una guerra de nueve meses que en 1971 propició la independencia de Bangladesh, en parte gracias a la ayuda política y militar de la vecina India.

De joven, Rahmán se había granjeado una estrecha relación con Sheikh Mujibur Rahmán, uno de los padres de la patria y primer presidente de Bangladesh.

Este vínculo catapultó a Rahmán a ocupar entre 1972 y 1974 la secretaría general de la Liga Awami, pero tras el asesinato de Mujibur en 1975 a manos de generales golpistas ingresó cuatro años en prisión.

La carrera del recién fallecido presidente está de hecho salpicada de paréntesis similares relacionados con la turbulenta historia de Bangladesh, un país muy polarizado políticamente en el que el Ejército ha detentado el poder varias veces.

Pese a todo, Rahmán fue diputado nacional en casi una decena de ocasiones -cinco de ellas por su circunscripción natal- y tuvo un escaño en la asamblea provincial de Pakistán Oriental justo antes de la independencia de Bangladesh.

También ocupó la cartera ministerial de Administraciones Locales y Desarrollo Rural durante la anterior legislatura en que fue jefa de Gobierno (1996-2001) Hasina, hija y heredera política del padre de la patria, Mujibur.

Rahmán asumió además el liderazgo del partido de forma temporal cuando Hasina fue encarcelada acusada de corrupción en 2007.

Ese año se decretó en Bangladesh el estado de emergencia y se nombró un gobierno interino debido a la violencia política que sufría el país.

Precisamente, Rahmán desbancó dos años más tarde de la presidencia al presidente que había impuesto ese estado de emergencia, el fallecido Iajuddín Ahmed.

El presidente bangladeshí había enviudado en 2004, cuando su esposa Ivey perdió la vida en un ataque con granadas perpetrado por insurgentes contra un mitin de la Liga Awami en Dacca.