• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Zelaya pidió a sus seguidores defender triunfo de su esposa

La candidata presidencial hondureña, Xiomara Castro, y su esposo y expresidente Manuel Zelaya | EFE

La candidata presidencial hondureña, Xiomara Castro, y su esposo y expresidente Manuel Zelaya | EFE

"Vamos a defender los resultados, el triunfo y victoria que obtuvimos en las urnas y si es necesario en las calles, vamos a ir a las calles", dijo el ex mandatario hondureño en una rueda de prensa acompañado por dirigentes y simpatizantes de Libre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente hondureño y coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, llamó hoy a sus seguidores a defender "hasta en las calles" los resultados de las elecciones, de las cuales su candidata, Xiomara Castro, se ha autoproclamado ganadora.

"Vamos a defender los resultados, el triunfo y victoria que obtuvimos en las urnas y si es necesario en las calles, vamos a ir a las calles", dijo Zelaya en una rueda de prensa acompañado por dirigentes y simpatizantes de Libre.

Castro, esposa de Zelaya, se declaró ayer ganadora antes de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) diera el primer informe preliminar, que ubicó al candidato del gobernante Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, a la cabeza del proceso con el 34,97 % de los votos basándose en el 24 % de los escrutinios.

"No aceptamos los resultados y no estamos dispuestos a aceptarlos. Xiomara Castro logró los mejores resultados en nuestras encuestas a boca de urna sin considerar la manipulación de datos del Tribunal", subrayó Zelaya.

Según el cuarto boletín oficial divulgado hoy por el TSE en base al 58 % de los escrutinios, Castro se mantiene segunda en las elecciones con el 28,83 %, mientras que Hernández sigue de primero con el 34,19 %.

En tercer puesto, con el 20,76 %, aparece el aspirante del opositor Partido Liberal, Mauricio Villeda, quien ayer dijo que aceptará los resultados oficiales.

Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009, agregó que mientras el ente electoral "no demuestre lo contrario" Libre tiene "el triunfo en las manos y ganamos las elecciones".

Dijo, además, que le solicitó al TSE que "comparemos nuestros resultados" y "nos demuestren urna por una, acta por acta" que su esposa "no ganó" las elecciones.

"Libre perdió muchas urnas pero ganamos miles de urnas a nivel nacional", enfatizó el exgobernante, quien proclamó a su esposa como "la presidenta electa sin reconocimiento del Estado".

Zelaya indicó que Libre "solo quiere que se respeten los resultados" porque el "pueblo hondureño voto por un cambio en Honduras, voto por la refundación, voto por la Asamblea Nacional Constituyente".

Insistió que "si es necesario, nos iremos a las calles a defender nuestros derechos como siempre lo hemos hecho" y aseguró que al menos "un millón de personas están pidiendo una Asamblea Constituyente en Honduras y nosotros no vamos a renunciar a lo que el pueblo está demandando en las urnas".

Además, señaló que el "proceso de Honduras ya empezó y no lo detiene nadie. Que no quieran reconocer el triunfo de Xiomara y de Libre es otro problema, nunca pensamos que iba a ser fácil, pero continuamos en la lucha, hagan lo que hagan".

Centenares de seguidores de Libre acompañaron a Zelaya en la rueda de prensa, que se celebró en un hotel de Tegucigalpa, que permanecía resguardado por miembros de la Policía Nacional.

Los seguidores de Libre, unos 500, portaban banderas de Libre, que nació en 2011, y coreaban consignas como "porqué Honduras no está en venta, Xiomara presidenta" y "no al fraude".

El coordinador de campaña de Libre, Esdras Amado López, por su parte, dijo que "no estamos negociando absolutamente nada" con el candidato oficialista y señaló que la presidenta electa de Honduras es la esposa de Zelaya.

"Ellos quieren platicar con nosotros para que negociemos, pero 'Mel' dice: No hay negociación", subrayó López.

En las elecciones de este domingo en Honduras, por primera vez, participaron nueve partidos políticos, cuatro de ellos surgidos tras el golpe de Estado contra Zelaya.