• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Yoani Sánchez visitó la Casa Blanca

Yoani Sánchez durante reunión semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) / Reuters

Yoani Sánchez, bloguera cubana / Reuters

El congresista republicano Marco Rubio celebró que a través de su blog Generación Y la disidente le haya "dado al resto del mundo valiosos datos sobre la vida diaria en Cuba"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La bloguera opositora cubana Yoani Sánchez fue recibida este miércoles en la Casa Blanca por el principal consejero presidencial para América Latina, Ricardo Zúñiga, y por legisladores de origen cubano en el Congreso, en su segunda jornada oficial en Washington.

"Estados Unidos espera el día en que todos los cubanos tendrán oportunidad de expresarse en público sin miedo y continuaremos apoyando políticas que alienten el libre flujo de información hacia y desde Cuba", indicó el comunicado de la Casa Blanca.

A lo largo de la jornada, Sánchez fue tuiteando sus encuentros y enviando fotos de la capital estadounidense, donde también recogió en el Departamento de Estado el premio Mujer de Coraje que le fue otorgado en 2011.

En el Capitolio, la bloguera fue recibida entre otros por los congresistas republicano Marco Rubio y demócrata Robert Menéndez.

"A través de su blog Generación Y, Yoani le ha dado al resto del mundo valiosos datos sobre la vida diaria en Cuba", declaró Rubio.

"Es críticamente importante que cuando vuelva a casa, sigamos siendo vigilantes sobre los abusos y actos de venganza que el régimen está seguramente planeando en su contra", añadió el texto.

Sánchez iba a celebrar el miércoles otro encuentro en la capital estadounidense, esta vez con estudiantes en la universidad de Georgetown.

La bloguera, de 37 años de edad, está de gira internacional desde febrero, tras esperar durante años que le dieran pasaporte.

El 14 de enero entró en vigor una reforma migratoria aprobada en octubre pasado que permite a los cubanos viajar al extranjero sin el permiso de salida y la carta de invitación, aunque siguen necesitando visas y pagar costosos trámites.