• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Yoani Sánchez alerta sobre los "caudillos mesiánicos" de América Latina

Yoani Sánchez durante reunión semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) / Reuters

Yoani Sánchez durante reunión semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) / Reuters

La periodista y disidente cubana alertó sobre los "supuestos mesías que creen interpretar" el pensamiento y destino de los pueblos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La periodista y disidente cubana Yoani Sánchez advirtió este lunes en Miami del peligro que entraña la deriva "caudillista" que recorre América Latina y alertó sobre los "supuestos mesías que creen interpretar" el pensamiento y destino de los pueblos.

Frente a esa "tendencia caudillista y autoritaria" que genera en los pueblos latinoamericanos "temor a represalias, parálisis, apatía o indiferencia social" se debe oponer una activa defensa de las libertades, dijo en referencia a regímenes que, como el cubano y venezolano, atropellan los derechos.

La creadora del blog Generación Y hizo estos comentarios en una rueda de prensa tras comparecer en la emblemática Torre de la Libertad de Miami, en la que hizo un llamamiento a la unidad de los cubanos.

"Sin ustedes (el exilio) nuestro país estaría incompleto", por ello pidió la ayuda de sus compatriotas en el exterior para "derrumbar ese muro de mentiras y silencio" levantado por el régimen castrista.

En ese contexto, destacó el objetivo irrenunciable de todo medio de comunicación y periodista: negarse a ser un "mero repetidor del poder", ya que la prensa, afirmó, "debe mantener su papel de conciencia crítica de la realidad" para defender la libertad de los pueblos.

"No se callen, no dejen que les amordacen", dijo a los periodistas latinoamericanos allí congregados, al tiempo que se mostró especialmente crítica con los países de la región donde las "leyes reducen el funcionamiento de la libertad de prensa" para que la prensa sea dócil al poder.

"Que nadie se deje hipnotizar por supuestos mesías", advirtió en la rueda de prensa, donde señaló llevarse de Miami el convencimiento de la "madurez" del exilio cubano, una diáspora que "respeta las diferencias y se concentra en los puntos que nos unen", entre otros propiciar "el cambio democrático en Cuba".

Sánchez, que vestía blusa y falda blancas, recibió de manos Eduardo Padrón, rector del Miami Dade College (MDC), la Medalla Presidencial de esa institución por su lucha en favor de la libertad de expresión, y el senador demócrata por Florida Bill Nelson le entregó una bandera estadounidense que ha ondeado sobre el Capitolio.

La bloguera también recibió hoy las llaves de la ciudad de Miami, de manos de su alcalde, el cubanoestadounidense Tomás Regalado; así como un reconocimiento del condado de Miami-Dade, que le entregó el también cubanoestadounidense Carlos Giménez.

Por su parte, Luigi Boria, alcalde de la ciudad de Doral, donde residen unos 40.000 venezolanos, le hizo entrega -"como máxima autoridad de los venezolanos en el exilio" de las llaves de la urbe y una biblia, y no ahorró palabra de elogio hacia la periodista.

En su último acto oficial en Miami, Sánchez también recibió la Medalla al Coraje de la Universidad Internacional de Florida, donde habló de la ayuda que suponen las nuevas tecnologías para los activistas en Cuba y reconoció que su bien más preciado es su iPhone, regalo de un turista.

En concreto, se refirió a Twitter como "ese pájaro azul que revolotea sobre tantos activistas cubanos para protegernos" y criticó que "la telefónica de Cuba sea el brazo tecnológico" del régimen, que "husmea en los mensajes y censura" unos teléfonos que son "prácticamente autistas porque no se conectan a internet".

"Me siento de alguna manera protegida gracias a las redes sociales, al escudo de la tecnología", reconoció esta mujer, quien defendió que "la verdadera libertad y democracia es la que se ganan los ciudadanos exigiendo a sus gobernantes", aunque "todo parto tiene dolor".

En el caso de Cuba "es una larga ruta del dolor que ya no hacemos en solitario, porque además de que somos muchos ahora estamos acompañados de la tecnología".

El denominador común del discurso de Sánchez fue defender "los derechos de expresión y asociación" de los cubanos, "arrebatados" por el régimen castrista, y desmontar la "versión mutilada de la historia" con que "se adoctrina" a los cubanos desde la infancia.

Pero se trata de un adoctrinamiento del que, aseguró, es posible despertar y escapar: "Aquí estoy yo, porque no creí la historia ni la verdad oficial que nos contaron", subrayó la disidente, quien apeló en numerosas ocasiones a la unidad de todos los cubanos y aseguró que su salida de la isla "es más una señal de debilidad del Gobierno cubano que una señal de cambio".

Ha llegado un momento, explicó, en que el régimen cubano "no puede contener la presión interna y externa y ese absurdo migratorio" que aún padecemos los cubanos, resaltó.

En ese sentido, se trata de una "señal de que hemos vencido. Una pequeña victoria, incompleta" seguramente, "pero hemos vencido" al régimen cubano.