• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Wojtyla era un enamorado de Latinoamérica

Juan Pablo II, empezó a mostrar algunos síntomas de la enfermedad en 1992 | AP

Juan Pablo II, empezó a mostrar algunos síntomas de la enfermedad en 1992 | AP

El historiador y fundador de la Comunidad de San Egidio, Andrea Riccardi, explica cómo en su primer viaje a América Latina Juan Pablo II encontró lo que había vivido en Polonia, un "cristianismo de pueblo"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Juan Pablo II, que será canonizado el 27 de abril, era un enamorado de Latinoamérica y quedó fascinado por el calor de su pueblo en sus viajes, según el historiador y fundador de la Comunidad de San Egidio, Andrea Riccardi.

"Juan Pablo II fue un papa que creía mucho en el papel de Europa, pero quedó fascinado con América Latina, pues él no conocía Latinoamérica antes de comenzar su pontificado", explicó el fundador de la llamada "Onu de Trastevere" por su mediación en los conflictos, en una entrevista con Efe.

Riccardi en su último libro "La santidad de papa Wojtyla" explica cómo Juan Pablo II "quiso con fuerza viajar a México en 1979 ya que Juan Pablo I había renunciado a ese viaje, y quedó sorprendido".

Allí fue donde aprendió a viajar, añadió Riccardi, al recordar cómo Karol Wojtyla consideraba Latinoamérica "el continente de la esperanza".

En el libro, el historiador y exministro italiano explica cómo en su primer viaje a América Latina el papa encontró lo que había vivido en Polonia, es decir un "cristianismo de pueblo", que después revivió en Brasil, Argentina y en todos los países que visitó.

Para el fundador de la Comunidad de San Egigio, Wojtyla dio mucho a Latinoamérica y fue el primero en entender "el papel decisivo que tendría en el futuro de la Iglesia", entre otras cosas la elección de Francisco, el primer papa de Latinoamérica.

Riccardi también aborda en su libro el rechazo del papa Wojtyla a la Teología de la Liberación que promovían muchos sacerdotes en Latinoamérica.

Juan Pablo II "luchó contra una ideología de la Teología de la Liberación, pero también quiso relanzar el catolicismo popular latinoamericano, desarrollando la evangelización y reforzando la piedad popular", dijo.

En opinión de Riccardi, el actual papa, Jorge Bergoglio, pertenece a esa generación de obispos que han vivido el conflicto sobre este tema "pero se colocan en "la post Teología de la Liberación".

Riccardi destacó el gran papel diplomático y misionero de Juan Pablo II durante sus 26 años de pontificado.

"Fue un gran misionero del cristianismo y esto se ve sobre todo en Latinoamérica", agregó.

El papa polaco fue el creador de la Fundación "Populorum progressio" para América Latina que desde su nacimiento en 1993 y hasta 2012 aprobó ayudas a los campesinos por un valor de 34 millones de dólares, que se han distribuido en 3.834 proyectos destinados a 20 países del continente.

Desde su elección como Papa en 1978, Juan Pablo II visitó 26 países de América Latina, y su primer viaje fuera de Italia fue en 1979, cuando recorrió la República Dominicana, México y Bahamas del 25 de enero al 1 de febrero.

Juan Pablo II regresó hasta cinco veces a México, cuatro a Brasil, y dos a Perú, Uruguay y Argentina.

Visitó algunos países en momentos críticos, como la Argentina de los militares, en 1982; la Guatemala del general Efraín Ríos Montt, en 1983, el Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet en 1987 y el Paraguay del general Alfredo Stroessner en 1988.

Uno de sus viajes históricos fue el que realizó del 21 al 25 de enero de 1998 a la Cuba de Fidel Castro y del que se llevó "un juicio muy positivo", "sobre todo por el entusiasmo del pueblo", como escribió en un libro el que fuera Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone.